El incendio declarado esta noche en una nave propiedad de la conservera El Consorcio Español, de Santoña, ha sido sofocado esta madrugada por los Bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria, quienes además han evitado que las llamas se propagaran hasta una gasolinera cercana.

El fuego, cuyas causas se desconocen, se ha originado en el tejado, ha afectado a tres cuartas partes de la cubierta, que ha quedado destruida, y ha causado numerosos daños materiales aunque no personales.

Según ha informado el 112 en un comunicado, las llamas también han afectado a un altillo de la nave y han destruido diversa maquinaria (cámaras frigoríficas, etcétera) así como el material de una empresa que se había subcontratado para efectuar unas obras de rehabilitación en la conservera.

En este sentido, Grupo Consorcio ha precisado en un comunicado que el incidente ha tenido lugar en el área de congelado de la planta de túnidos, una zona que actualmente se encuentra alquilada a uno de sus proveedores.

La nave se encuentra ubicada en el polígono industrial Las Marismas, de Santoña, entre una panificadora y una gasolinera. Efectivos del Parque de Emergencias de Laredo han trabajado desde un primer momento para evitar que las llamas pudieran alcanzar a dicha gasolinera y a los conductos del gas que había en el edificio.

Personal de la compañía suministradora de gas también se ha desplazado al lugar para revisar que las llamas no hubiesen afectado a la instalación.

También revestían peligro depósitos de aceite de oliva y de gasoil para la caldera, lo que hacía la zona altamente inflamable. La existencia de una panadería colindante entrañaba, igualmente, riesgo para el lugar pues la harina es altamente explosiva.

Al llegar los efectivos del Parque de Laredo al lugar de los hechos, el fuego ya había roto por el tejado y había ardido la uralita de fibrocemento, que se estaba reventando, provocando que las llamas saliesen por el tejado de la construcción. Afortunadamente, los vehículos que se hallaban aparcados en el exterior de la conservera no han sufrido daños relevantes, salvo la caída de algún cascote.

Para acceder a la nave, los bomberos han tenido que realizar un boquete en la puerta de entrada. Posteriormente han empleado mangueras de presión para evitar que el fuego se propagase y bajar así la temperatura del lugar. Para efectuar estos trabajos han contado con el apoyo de los Bomberos de Santander. Seguidamente se ha removido todo el escombro y la zona de cartonaje para apagar los focos que pudiesen surgir, pues, en torno a las 6.40 horas, la caída de la cubierta de la nave al suelo ha provocado que se reavivasen las llamas.

Los bomberos del Parque de Laredo se encuentran en estos momentos revisando la zona del incendio. Por el momento, han constatado que no existen focos activos ni grietas que hubiesen podido aparecer en la fachada como consecuencia del calor.

La sala de Gestión de Emergencias del 112 del Gobierno de Cantabria recibió la llamada de aviso pasadas las 02.00 horas y movilizó hasta el lugar de los hechos a bomberos del parque de Laredo. Dada la magnitud del incendio, también se ha requerido la colaboración de efectivos de bomberos de Santander y de Castro Urdiales.

La alcaldesa de Santoña, Milagros Rozadilla, y el director general de Protección Civil del Gobierno de Cantabria, Luis Sañudo, han acudido esta madrugada al lugar para conocer de primera mano lo sucedido. Diversas patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local de la zona han estado también presentes en el siniestro.

Las instalaciones quedarán, presumiblemente, precintadas por la Guardia Civil hasta que se determinen las causas que han originado el siniestro.

En este sentido, la Dirección de Grupo Consorcio ha afirmado en su comunicado que confía en que "en un breve periodo de tiempo" se pueda retomar el ritmo habitual de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.