Mariano Rajoy
Rajoy inaugura el tramo de la Autovía del Cantábrico (A-8). EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que el "compromiso inversor" del Ejecutivo seguirá en 2015 con más de 2.000 millones de euros para carreteras, que permitirán finalizar grandes ejes como la Autovía del Cantábrico, la del Mediterráneo, la Ruta de la Plata y la A-15, en Soria.

Rajoy ha asumido este compromiso tras proceder este martes a la apertura del último tramo de la Autovía del Cantábrico (A-8) a su paso por Asturias, poco más de 4,2 kilómetros que cierran la comunicación por vías de alta capacidad a lo largo de 530 kilómetros de la cornisa, entre A Coruña e Irún.

El tramo pone fin a más de 25 años de obras en Asturias de la A-8, que se encuentra ya prácticamente finalizada

El tramo pone fin a más de 25 años de obras en Asturias de la A-8, que se encuentra ya prácticamente finalizada y que sólo tiene pendiente de abrir los 25 kilómetros que separan Torrelavega de Solares, en Cantabria, donde los conductores ya tienen la posibilidad de dirigirse por autovía hacia Bilbao a través de Santander.

Rajoy ha estado acompañado en este acto por el presidente del Principado, el socialista Javier Fernández, y el de Cantabria, Ignacio Diego, del PP, junto a alcaldes de la comarca y dirigentes regionales del PSOE y del Partido Popular.

También lo ha hecho la ministra de Fomento, Ana Pastor, que se había comprometido a abrir este tramo antes de que acabara el año, por lo que, con el fin de cumplir el plazo, estas últimas semanas se ha trabajado a tres turnos, incluidos los días festivos de estas navidades.

Tras descubrir un monolito conmemorativo sobre el viaducto de Tina Mayor, que separa Asturias y Cantabria, el presidente del Gobierno ha señalado que, pese a la crisis, durante los tres primeros años de su legislatura se han invertido 8.000 millones de euros en carreteras.

Los Presupuestos Generales de 2015 reservan otros 2.000 millones de euros, 1.156 de ellos para afrontar nuevas infraestructuras y 935 millones para conservación, según ha señalado el presidente.

El próximo año podrán inaugurarse los tramos que quedan en Cantabria de la A-8, entre Solares y Torrelavega, el tramo que resta por concluir entre Benavente y Zamora para completar todo el trazado de la ruta de la Plata o el que aún está en obras de la A-7 en Granada, ha afirmado el jefe del Ejecutivo.

Rajoy también ha destacado que el próximo año será el que Soria y la provincia se vean por fin conectadas a la red de autovías del país a través de la A-15.

Estas infraestructuras, según Rajoy, no están hechas sólo para la comodidad de la gente, sino que tienen una "enorme trascendencia económica ya que ayudan a reducir costes y a ser más competitivos y, por lo tanto, a producir más y a generar empleos".

Ha reconocido que de grandes crisis económicas no se sale en solitario y que a las comunidades que vertebra la A-8 -Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco- les irá mejor cuanto mejor les vaya al resto del país y de Europa.

Un pueblo trabajador que ha superado muchas cosas y que sin duda va a superar estas dificultades

"Hoy el gran proyecto nacional es Europa, y Europa ya es nuestra vida y forma parte de nuestro día a día", ha afirmado Rajoy, tras reconocer que los españoles están haciendo "un esfuerzo muy importante y que algunas cosas ya empiezan verse bien y en positivo".

Favorecerán las relaciones comerciales

En este sentido, ha dicho estar convencido de que los españoles, como han acreditado en muchas ocasiones, son "un pueblo trabajador que ha superado muchas cosas y que sin duda va a superar estas dificultades".

Previamente, el presidente asturiano había reclamado la necesidad de sentar las bases para salir de una crisis como la actual de la que, según dijo, no puede abordarse en solitario desde la comunidad autónoma.

Javier Fernández y Mariano Rajoy también han coincidido en señalar que con la puesta en marcha de este tramo se favorecerán las relaciones comerciales con el resto de Europa y permitirá mejorar la competitividad de las economías de las regiones que atraviesa.

"Es una autovía claramente vertebradora para el norte, de las que hay que hacer, que da respuestas a las necesidades reales, que no está sobredimensionada, que genera puestos de trabajo y contribuye a la prosperidad del país", ha subrayado Rajoy antes de afirmar que hay que estar orgullosos de lo conseguido con tanto esfuerzo económico y humano.

Ha recordado que España cuenta con 15.000 kilómetros de autovías y autopistas, que le convierten en el país europeo con más vías de este tipo y que se encuentra entre los diez primeros países del mundo en dotación de infraestructuras, "fruto del esfuerzo inversor hecho durante muchos años en este país".

Durante la inauguración, varias decenas de trabajadores de empresas en crisis se han manifestado junto a la autovía con pancartas y gritos en contra de la gestión del PP y PSOE.