Espadas ha indicado a Europa Press que este miércoles terminarían los contratos en la capital andaluza tanto de los trabajadores de los Puntos de Información de la Mujer (PIM) como de apoyo a la dependencia, mientras que otros ayuntamientos "han priorizado las necesidades de los ciudadanos sobre la agilización de trámites para que no se tuvieran que interrumpir". "El Ayuntamiento ha esperado al ultimo día a que le manden la resolución y ahora se toma todo el tiempo para hacer otras nuevas contrataciones, ya que al paralizar el servicio no se renueva al personal especializado actual", matiza.

De este modo, deja claro que Zoido consigue "lo que buscaba, que era parar todos los programas sociales financiados por la Junta para tener que empezar un nuevo procedimiento de selección y cambiar al personal". "El Ayuntamiento pretende crear un problema más de confrontación con la Junta y con algo tan sensible como los asuntos sociales, algo en lo que el equipo de Zoido no cree, porque si creyera haría como otros ayuntamientos que con las mismas resoluciones de la Junta no han interrumpido los contratos", recalca.

El socialista detalla que en cuanto a las unidades de tratamiento familiar, que atienden fundamentalmente a menores y se requiere "una vinculación especial" de quien los atiende, se ha comprobado que "habiendo cumplido la Junta el plazo con su resolución notificada en fecha, el Ayuntamiento prefirió interrumpir el servicio y tenerlo un mes parado para iniciar un nuevo proceso de contratación".

Igualmente, recuerda que en cuanto al programa de Zonas con Necesidades de Transformación Social, para actuaciones sociales en el Polígono Sur, Tres barrios-Amate, Torreblanca, Polígono Norte y el poblado Chabolista de El Vacie, el plazo de vencimiento de los contratos fue a finales de noviembre, cuando no había llegado la resolución definitiva, ya que la Junta "no podía comprometer nuevo presupuesto para 2014". Sin embargo, explica que la Administración regional se comprometió a que los ayuntamientos que continuaran con el servicio podrían cargar al presupuesto de 2015 los gastos de la continuación del programa en 2014 para poder cobrarlo.

"Otros ayuntamientos sí lo han hecho para no perjudicar a sus ciudadanos, pero en Sevilla a Zoido no le vale la fórmula que da la Junta, por lo que interrumpe el servicio y se prefiere dejar a las personas sin ningún tipo de prestación hasta que la Junta en su presupuesto de 2015 pueda emitir la resolución. Se vuelve a poner por detrás el interés ciudadano", lamenta, insistiendo que algo similar ocurre en el asunto de los trabajadores de apoyo a la dependencia, cuyos contratos finalizan el miércoles.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.