El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha apostado este martes por retomar los "fundamentos del cristianismo" y de la fe para "transformar los valores débiles" de la cultura actual y "erradicar" de la sociedad "todo egoísmo" y "toda corrupción".

Así lo ha señalado durante la homilía pronunciada en el acto de Traslación de los restos del Apóstol, que como cada 30 de diciembre ha acogido la Catedral de Santiago, en respuesta a la ofrenda realizada por el delegado regio, el alcalde compostelano, Agustín Hernández.

Durante su intervención, monseñor Barrio ha asegurado que hoy en día que es necesario recuperar los "fundamentos del cristianismo" para "transformar los valores débiles" de la cultura y la sociedad actual y "superar tanto la inmoralidad como la frivolidad".

"No ignoramos muchos de los aspectos positivos de la cultura actual, pero notamos que no se percibe frecuentemente la referencia a Dios en aspectos diarios de la vida o en propuestas que no tienen en consideración la dignidad de la persona humana en el ámbito cultural, político, económico o religioso", ha apuntado Julián Barrio, al tiempo que ha pedido "sacar de nuevo a la luz la prioridad de Dios".

CRISIS

Para el arzobispo compostelano, la fe cristiana "sólo podrá ser vivida y operante" en el ser humano en la medida en que se erradique de la sociedad "todo egoísmo, toda corrupción como actitud de quienes están dispuestos a cualquier cosa para enriquecerse, toda ambición propia y toda comodidad irresponsable".

Por ello, Julián Barrio ha pedido la intercesión del Apóstol para guiar a la sociedad actual y a tenido un especial recuerdo para las "personas y familias que están padeciendo las consecuencias de la crisis económica".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.