La Cámara de Comptos de Navarra ha advertido al Ayuntamiento del Valle de Egüés, tras analizar la cuenta general, de "la incertidumbre que supone las consecuencias económicas que pueden derivarse de las actuaciones urbanísticas de los últimos años".

Así lo ha indicado en un informe que ha publicado sobre el Consistorio del año 2013, en el que analiza la cuenta general, el cumplimiento de la legalidad y la situación financiera del Ayuntamiento del Valle de Egüés.

El estudio indica que el municipio está compuesto por diez concejos y ocho señoríos y lugares. Desde 2006 ha triplicado su población hasta llegar a los 18.400 habitantes, la mayor parte de los cuales se concentra en Sarriguren y Gorráiz, según ha informado en una nota la Cámara de Comptos.

El órgano fiscalizador señala que el Ayuntamiento creó en 2004 la sociedad urbanística Andacelay, S.L. que participa con el 51 por ciento del capital en Gestión y promociones Egüés 21 II, S.L. También participaba con el mismo socio privado en otra empresa liquidada en 2013, tras haber concluido el objeto social para la que fue creada. La Cámara de Comptos ha realizado este año un informe sobre la gestión de estas sociedades.

Respecto a las cuentas del año pasado, el informe indica que el Ayuntamiento gastó 9,2 millones e ingresó 9,5 millones. Los gastos de personal sumaron 4,4 millones y los gastos en bienes corrientes y servicios, 3,7 millones. Las transferencias corrientes supusieron un gasto de 735.000 euros y en inversiones solo se gastaron 300.000 euros.

En cuanto a los ingresos, las transferencias corrientes se acercaron a los 4 millones, 3,5 millones provienen de los impuestos directos y 1,5 millones de tasas municipales.

Según Comptos, Egüés gastó un 7 por ciento más e ingresó un 22 por ciento más que el año anterior. El incremento en los gastos se debe al aumento de los de personal. En cuanto a los ingresos, se incrementaron tanto los impuestos directos como las transferencias corrientes.

Analizada la cuenta general, la Cámara de Comptos apunta "la incertidumbre que supone las consecuencias económicas que pueden derivarse de las actuaciones urbanísticas de los últimos años".

Siguiendo la normativa vigente

En cuanto a la legalidad, la actividad económico-financiera del Ayuntamiento se ha desarrollado siguiendo la normativa vigente. No obstante, se resalta que la sociedad mixta Gestión y Promoción Egüés 21-II, S.L no ha aprobado las cuentas.

Por lo que se refiere a la situación financiera del Consistorio, dispone de un remanente de tesorería por la actividad urbanística de los últimos años. Comptos destaca, asimismo, que la crisis económica, no obstante, estaba deteriorando la situación de las cuentas municipales y los ingresos corrientes no eran suficientes para hacer frente a los gastos.

En 2013 esto ha cambiado gracias al aumento de los ingresos, volviendo a resultados presupuestarios positivos y mejorando el remanente de tesorería, señala el informe, en el que la Cámara de Comptos, entre otras recomendaciones, pide al Ayuntamiento que analice la repercusión del aumento de la población en los gastos corrientes.

Consulta aquí más noticias de Navarra.