El consejero de Hacienda del Gobierno de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, ha hecho balance del año 2014 en materia de finanzas públicas de la Comunidad Autónoma destacando en primer lugar que ha sido un ejercicio "satisfactorio", resaltando como uno de los aspectos "clave" que en materia de gasto ha sido el primero año "en el que el gasto en servicios públicos se ha mantenido frente a las reducciones de años anteriores".

En declaraciones a los medios durante una visita a la localidad toledana de Nambroca, Romaní ha subrayado además que en materia de pagos y tras activarse a principios de año el último Fondo de Liquidez Autonómica, "unido a la gestión diaria", se han mejorado los plazos de pago de la Junta "y se ha puesto fin al grave problema de morosidad que arrastraba".

Sobre la deuda pública, ha puesto el acento en que "se ha cortado en seco" su crecimiento "y en 2014 la deuda ha crecido menos que la economía"; mientras que en materia de impuestos ha recordado que ya en 2013 "se aprobaron rebajas selectivas en diversos tributos" y en el ejercicio que ahora acaba "se ha podido aprobar una bajada general de impuestos a través del IRFP, que es el tributo más general que manejamos".

Otro de los aspectos que ha destacado Romaní es la relación de Castilla-La Mancha con los mercados financieros, asegurando que "la gestión del Gobierno ha generado una credibilidad que ahora se puede ver en la opinión de analistas, entidades bancarias y agencias de calificación".

"Se ha consolidado la credibilidad, las finanzas públicas generan completa confianza, eso se ha notado en el precio al que nos financiamos y el coste de la deuda, ya que se han producido bajadas importantes en los tipos de interés", ha apuntado.

Espera "mucho empleo" para 2015

En referencia al próximo año, Arturo Romaní se ha mostrado confiado en que sea "mucho" el empleo generado "a través del crecimiento económico". "Creemos que es posible, pero se necesita más impulso, más velocidad".

El titular de Hacienda ha señalado que "hay elementos que pueden afectar positivamente" a la creación de empleo en 2015, como el hecho de que los intereses "van a la baja y se mantienen en tipos mínimos", algo que "ayudará a dedicar más dinero a impulsar la economía y menos a pagar estos intereses".

Según ha dicho, la rebaja del IRPF "va a mejorar las rentas disponibles de las familias", lo que sumado al menor precio de los carburantes y la cotización a la baja del euro provocará "una mejora de la competitividad".

Para Romaní, "la prueba es que analistas externos han cambiado en general sus previsiones de crecimiento para 2015 en torno al 2,5%". "Estos elementos tendrán su efecto e impulsarán la economía", ha enfatizado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.