La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU) ha recomendado este martes precaución a la hora de la adquisición de entradas para las fiestas de Nochevieja con el fin de evitar posibles fraudes. La organización recuerda que en su momento recibió más de 300 denuncias por la fiesta en el Alameda Palace en Valencia, que fue publicitada por la organización para jóvenes de a partir de 14 años que finalmente no pudieron acceder.

En un comunicado, la entidad recalca que se debe tener "mucha precaución" al adquirir las entradas a través de teléfonos móviles mediante la publicidad que se suele encontrar en la calle, ya que "no siempre se trata de vendedores autorizados y podríamos ser víctimas de algún fraude". Por ello, recomienda acudir a canales oficiales de venta y exigir que se cumpla lo ofertado en la publicidad, ya que "tiene un valor contractual, por lo que debemos conservarla, junto con el tique o resguardo de la compra de la entrada", ante posibles reclamaciones.

Asimismo, recuerda que las empresas organizadoras deben contar con un seguro de responsabilidad civil y garantizar que el local cumple con las pertinentes medidas de seguridad contra incendios y con un plan de emergencias. De igual modo, no se debe superar el aforo máximo permitido y advierte de que, si una vez en el local se piensa que se está superando, "es interesante presentar una denuncia a la Policía para evitar males mayores".

Datos de testigos

AVACU subraya también que el establecimiento debe tener en lugar visible la lista de precios y a disposición del público las hojas de reclamaciones oficiales, de las que se debe hacer uso en caso de que se vulnere algún derecho como consumidor. Para plantear la reclamación, "es recomendable solicitar los datos de testigos presenciales y siempre conservar la publicidad y las entradas, realizando la reclamación en ese mismo momento para dejar constancia por escrito".

La organización espera que no se repita lo ocurrido el pasado año en una fiesta en la que, según la publicidad, se permitía la entrada a partir de los 14 años, "pero que acabó con cientos de menores a las puertas del local, al no permitírseles la entrada". AVACU recibió en su momento más de 300 denuncias relativas a dicha fiesta.

Los hechos en estos momentos se siguen instruyendo de forma separada, ya que queda por una parte las diligencias relativas a la presunta falsificación de entradas y, por otra, la presunta estafa de la venta de entradas a menores de 16 años.

Consulta aquí más noticias de Valencia.