Oficina
Una empleada en su puesto de trabajo. GTRES

Los perfiles laborales más demandados en 2015 serán los de los profesionales de las ventas y el marketing, los del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), ingenieros y trabajadores del sector financiero, según un estudio de Randstad Professionals.

Nueve de cada diez trabajadores españoles desarrollan su actividad en los sectores de turismo, servicios e industria, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. De igual manera, estos serán los tres sectores en los que Randstad Professionals augura un mejor comportamiento en términos de contratación para el año que viene. 

Ahora se apuesta, principalmente, por el talento El turismo, a través de la hostelería, la restauración, la organización de viajes y el desarrollo de actividades recreativas, continuará con su evolución positiva a corto y medio plazo, lo que redundará en un aumento de profesionales ocupados en este ámbito de actividad.

Dentro del sector servicios, “se aprecia una tendencia a la externalización para no incurrir en costes estructurales”, razona Jané. Es decir, se subcontratan determinadas actividades para que las compañías puedan focalizarse en su desarrollo de negocio.

Además, los servicios asistenciales y el empleo doméstico mantienen un importante peso en el mercado laboral.

El sector industrial experimentará una mejoría general. Sin embargo, cabe destacar la progresión a corto plazo de la industria del automóvil, la químico-farmacéutica, alimentación y bebidas y fabricantes de bienes de equipo.

España exporta talento sanitario

Los países del centro y Norte de Europa continúan demandando profesionales especializados en área de la salud, por lo que enfermeros y médicos especialistas seguirán teniendo oportunidades en el mercado laboral europeo. Además, la compañía prevé un año de buenas noticias para el transporte y la logística, en términos de contratación, según el estudio.

El director de Randstad Professionals en Barcelona, Josep Ollonarte, señala que "las compañías vuelven a demandar profesionales con competencias muy específicas". La experiencia sigue siendo clave, pero "ahora se apuesta, principalmente, por el talento".