San José ultima un acuerdo con los bancos para refinanciar sus 1.600 millones de euros de deuda por el que las entidades financieras se quedarán con la "totalidad" del negocio inmobiliario de la compañía, según informó la empresa.

El grupo que controla y preside Jacinto Rey indicó que este acuerdo se encuentra "en fase de cierre", y que incluso confía en firmarlo con sus acreedores financieros a lo largo de la jornada de este martes.

Con la refinanciación de su pasivo, que lleva negociando un año, la compañía pretende dotarse de una adecuada estructura financiera que permita el desarrollo futuro de sus negocios y, al mismo tiempo, acomodar los vencimientos de deuda a la generación de caja del grupo en el contexto de los mercados en los que opera.

No obstante, según detalló San José a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el acuerdo contempla que los bancos "pasen a ser los titulares de la totalidad del capital de San José Desarrollos Inmobiliarios mediante la conversión de una parte de sus derechos de crédito en acciones de esta sociedad".

El negocio inmobiliario de San José procede de la extinta inmobiliaria Parquesol, que la compañía adquirió a través de una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) en 2006.

Según datos de la compañía, a partir de tasaciones independientes, a cierre de 2013 el actual negocio inmobiliario de San José presentaba un valor de 1.724 millones de euros. De este importe, 750 millones correspondían a terrenos, otros 552 millones a inversiones, 181 millones a edificios en construcción y 195 millones más, a edificios construidos.

EL 47%

Del ebitda del grupo

A cierre de los nueve primeros meses del año, la división inmobiliaria de San José, que cuenta con actividad internacional, facturó 54,9 millones de euros, un 15,3% más que un año antes, con lo que aportó el 15% de los ingresos totales de la compañía.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de San José Inmobiliaria se situó en 12,01 millones de euros a cierre de septiembre, un 44% menos que en 2013, pero el 47% del conjunto del grupo.

Entre los pasados meses de enero y septiembre la compañía entregó y, por tanto, facturó, 378 pisos, de los que 311 se entregaron en el exterior y 67 en España. El 'stock' de preventas pendientes de entrega se situó así en 294 unidades, 49 de ellas en el mercado nacional.

La compañía subraya que el 30% de la cifra de negocio de esta división proviene del negocio de alquiler de patrimonio, que reportó 16,4 millones de euros en los nueve primeros meses.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.