El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha advertido este martes de que es "especialmente peligroso" realizar recorridos a pie por la alta montaña así como la práctica de deportes invernales como el esquí de travesía o la escalada en hielo.

En nota de prensa, el servicio autonómico apunta que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido un aviso en el que se advierte, durante estos días, de riesgo notable, de que se registren aludes en los tres macizos de Picos de Europa.

Según las previsiones de AEMET durante los pasados días 26 a 28 de diciembre se han producido nevadas más o menos copiosas acompañadas de fuertes vientos y la cota de nieve ha ido descendiendo progresivamente.

El día 28 descendió desde los 1.200 hasta los 700 metros y el espesor de nieve nueva puede alcanzar los 40 o 50 centímetros a partir de los 1.800 metros. Nieve seca caída con bajas temperaturas y muy venteada. El día 27 las temperaturas fueron más altas y llovió hasta una cota muy alta, unos 1.900 metros o más.

"La situación es que existen grandes espesores de nieve entre 1.800 y 2.200 metros que pueden estar sobre una costra de hielo procedente de la lluvia caída antes de la nevada posterior", explican desde el SEPA, añadiendo que "las placas de viento formadas en ambos episodios pueden ser muy inestables, y aunque los vientos han sido de componente norte y las placas formadas están predominantemente en orientaciones entre suroeste y sureste, pueden aparecer en cualquier orientación".

En estos momentos es probable el desencadenamiento de aludes incluso por sobrecargas débiles en muchas laderas inclinadas. Pueden desencadenarse también de forma espontánea.

Durante las siguientes 48 horas continuará siendo posible el desencadenamiento de aludes por sobrecargas débiles, con peligro notable (3). Posteriormente el peligro desciende a Limitado (2).

Consulta aquí más noticias de Asturias.