El Boletín Oficial de Castilla y León publica este marteslas ordenes que establecen las bases reguladoras de las ayudas más importantes del nuevo Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y que podría beneficiar al 18.000 agricultores y ganaderos y afectar a 874.500 hectáreas de la Comunidad.

Se trata de las ayudas para la incorporación de jóvenes al sector agrario, para la modernización de explotaciones, para las inversiones en industrias agroalimentarias y para apoyar prácticas agroambientales y agricultura ecológica.

En cuanto a las ayudas para las inversiones en industrias agroalimentarias, según las bases publicadas, las empresas agroalimentarias que creen más de diez puestos de trabajo podrán percibir una ayuda a fondo perdido de fondos del Programa de Desarrollo Rural. La ayuda variará en función del compromiso de empleo, de la zona y de la inversión prevista por la empresa situándose el máximo de la ayuda en el 40 por ciento del capital invertido por la industria.

Se considerarán también para la concesión de las ayudas, los empleos procedentes de empresas en crisis o la reincorporación de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo de carácter suspensivo por existencia de fuerza mayor.

Se podrán acoger a esta convocatoria de ayudas proyectos tan relevantes para la Comunidad como la futura fábrica de Campofrío en el polígono de Villafría de Burgos tras el incendio producido en las anteriores instalaciones el pasado mes de noviembre.

Ayudas a la incorporación de jóvenes

En concreto, el Boletín Oficial de Castilla y León publica hoy las bases reguladoras de las siguientes ayudas: primera instalación de jóvenes agricultores, apoyo a las inversiones en las explotaciones agrarias y ayuda para la puesta en marcha y desarrollo de pequeñas explotaciones. Entre las novedades de esta convocatoria destaca que el máximo de las ayudas podrá alcanzar los 70.000 euros por joven incorporado al sector frente a los 40.000 euros de máximo hasta el momento.

Se establece en la Orden que la ayuda que podrán recibir será mayor en el caso de aquellos solicitantes que pertenezcan a una Entidad Asociativa Agroalimentaria Prioritaria de Carácter Regional. Se trata de la nueva figura, creada mediante la Ley Agraria, que permitirá a las cooperativas que obtengan este reconocimiento el acceso prioritario de las medidas de apoyo al sector.

El objetivo de esta prima en las ayudas a la incorporación de jóvenes y a la modernización de explotaciones es fomentar que las cooperativas adquieran mayor tamaño. También en el caso de que se trate de un proyecto relacionado con alguno de los sectores estratégicos reconocidos como tal en Agrohorizonte 2020.

Ayudas agroambientales

El Boletín Oficial de Castilla y León publica también la línea de ayudas, incluida en el PDR 2014-2020, dirigidas a aquellos agricultores y ganaderos que realizan prácticas agroambientales que contribuyen a la atenuación del cambio climático y que además protegen el medio ambiente, el paisaje, los recursos naturales, el suelo y la diversidad genética. Unas ayudas de las que se podrán beneficiar 13.000 agricultores y ganaderos de la Comunidad que cuentan con una superficie de 874.500 hectáreas y 160.000 colmenas.

La principal novedad de este paquete de medidas es la inclusión de una ayuda, de entre 350 y 400 euros/hectárea, a los productores de remolacha con el objetivo de contribuir al mantenimiento de este cultivo de gran tradición en la agricultura de Castilla y León, fomentando su gestión sostenible y colaborando de forma directa a la mitigación del cambio climático, puesto que la remolacha azucarera destaca por ser uno de los cultivos con mayor capacidad de fijación de CO2 atmosférico. En este caso los requisitos son: ser titulares de explotaciones agrarias de Castilla y León, disponer de un contrato de suministro con alguna empresa azucarera y disponer de superficie cultivo de remolacha.

Agroecosistemas extensivos

Esta línea de ayuda tiene como objetivo conservar los cultivos asociados a avifauna esteparia -en especial, la avutarda- pero focalizada en los humedales: las lagunas de Villafáfila en Zamora y la zona de especial protección para las aves en la que se ubica la Laguna de la Nava en Palencia. La cuantía de la ayuda será de 65 euros por hectárea.

Los requisitos para acceder a esta ayuda son: ser titulares de explotaciones agrarias en Castilla y León, disponer de superficie de cultivos herbáceos de secano ubicada en la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila o en la ZEPA La Nava-Campos Norte y no tener más del 20 por ciento de superficie de la explotación en regadío.

Otra ayuda es la destinada a la apicultura para la mejora de la biodiversidad, una línea que pretende compensar a los apicultores por la actividad polinizadora que realizan las abejas, favoreciendo así la biodiversidad. La cuantía es desde 10,50 euros/hectárea, 21 euros/colmena.

Los requisitos para percibirla son: ser titulares de explotaciones apícolas inscritas en el registro de Castilla y León y disponer de al menos 150 colmenas, con una superficie para pecoreo de al menos 2 hectáreas para cada una.

Por otra parte, se convoca la ayuda a cultivos permanentes en paisajes singulares que tiene como objetivo apoyar la presencia de los cultivos tradicionales de olivo, viñedo, almendro, higuera y castaño, por las dificultades de su mantenimiento y por la importancia de su presencia en determinados paisajes. La ayuda será de 100 euros por hectárea.

También se subvencionará la gestión sostenible de superficies forrajeras pastables y apoyo a los sistemas tradicionales de pastoreo trashumante, la producción integrada y el mantenimiento de razas autóctonas puras en peligro de extinción.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.