Bolsa de Atenas
Una mujer pasa junto a unos paneles que muestran la información bursátil en Atenas (Grecia). EFE/Orestis Panagiotou

Tras una jornada convulsa en Grecia, que ha terminado con la convocatoria de elecciones anticipadas, la Bolsa de Atenas ha logrado finalmente echar el freno y cerrar su sesión con una caída del -3,91%.

No obstante, el índice heleno ha llegado a desplomarse este lunes hasta el 10%, y solo tras la votación en el Parlamento, en la que el candidato a la Presidencia, Stavros Dimas, solo logró reunir 168 votos de los 180 que habría necesitado, empezó a tranquilizarse y a remontar hasta quedarse en los 819,81 puntos.
 
El volumen de transacciones al cierre era de 128,6 millones de euros y los sectores más castigados fueron las materias primas (-6,56%), construcción (-6,23%), viajes (-5,91%), seguros (-5,63%) y servicios financieros (-4,98%). A las 15 horas GMT el bono a diez años en el mercado secundario estaba en el 9,58%, cerca de la peligrosa barrera psicológica del 10% y un 1,02% más que en la jornada anterior.

En Europa no ha habido grandes consecuencias: de los grandes parqués, solo el italiano y el español se han visto tocados a la baja al cierre de sesión. Así, en la Bolsa de Milán, el selectivo Ftse Mib registró una caída del 1,15%, hasta los 19.130 puntos. El índice general FTSE Italia All-Share descendió un 0,96%, hasta los 20.254,96 puntos. La Bolsa de Madrid cedió el 0,84%, hasta los 10.394,20 puntos, aunque llegó a caer un 2%; las ganancias anuales se sitúan en el 4,82%.

Los mercados conseguían reducir las pérdidas gracias a Wall StreetLas Bolsas se han decantado por la tendencia a la baja, además, después de que se publicara que la economía de Rusia se contrajo el 0,5% en noviembre, aunque los mercados -salvo Rusia, con una caída de más del 4%- conseguían reducir las pérdidas gracias a Wall Street, que aunque ha abierto en negativo, poco después volvía a máximos.

París ha conseguido cerrar con ganancias del 0,51%, Fráncfort, del 0,05% y Londres, del 0,36%. La prima de riesgo española respecto al bono alemán se ha quedado en los 114,6 puntos; la griega, en los 908,9 puntos básicos.

Los mercados han estado reaccionando con escepticismo a la posibilidad de unas elecciones anticipadas pues el líder de las encuestas, el izquierdista Syriza, ha anunciado que no aceptará ningún acuerdo que firme el Gobierno actual con la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional) y que espera lograr una condonación de parte de la deuda con los acreedores públicos.