El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado definitivamente el proyecto de las ordenanzas fiscales para 2015, con el voto favorable del PP y contrario de PSOE e IU, unos impuestos, tasas y precios que han sido defendidos por la responsable de Hacienda, Asunción Fley, ante las peticiones de la oposición de aplicar una mayor progresividad.

Así, cabe recordar que las ordenanzas, según detalla el gobierno municipal, suponen una "congelación absoluta de todos los tipos, importes y tarifas", anulando por segundo año consecutivo del incremento estatal del diez por ciento en el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) y reduciendo aspectos como la tarifa de quioscos o eliminando la tasa de basuras para los locales comerciales de menos de 20 metros cuadrados y de los que no tengan licencia de primera ocupación o de obra, mientras que esta tasa se reduce un 80 por ciento en el caso de los locales que acrediten no contar con actividad. Igualmente, contempla las rebajas implícitas en las nuevas tarjetas para universitarios y anual incorporadas para el transporte urbano colectivo.

En este marco, Fley ha indicado que se han presentado 17 escritos de alegaciones por parte del PSOE, IU, Fedeme, UGT, las Plataformas Ciudadanas contra la Instalación de la Zona Azul en Bami y en Nervión, Facua, la Asociación Foro Taxi Libre, la Asociación de Hostelería de Sevilla, entre otros. De todas ellas, se han aceptado algunas como las relativas a aclarar la situación de tarifas de alquileres de espacios deportivos para competiciones sin calendario previamente fijado, bajar determinadas tarifas de pádel, añadir algunas tarifas existentes para uso de espectáculos y otras actividades que "por error no se había fijado", entre otros.

Fley añade que se han rechazando el resto, de las que "muchas son ilegales", y critica que los grupos de oposición, quienes han presentado una treintena de alegaciones el PSOE y unas 25 por parte de IU, realicen propuestas "contraria a la Ley de Haciendas Locales o ya recogidas en las propias ordenanzas". "Sólo se busca el titular mediático", añade, destacando la cantidad de dinero "ahorrado" a los ciudadanos millones aprobando las tasas este año.

A hilo de esto, la concejal socialista Susana López ha dudado de la justificación del gobierno local para rechazar las propuestas planteadas por el PSOE, centradas especialmente en el establecimiento de bonificaciones en diversas tasas e impuestos para las familias que cuentan con menos recursos; además de apostar por el apoyo a autónomos, emprendedores o polígonos industriales y a la rehabilitación de viviendas.

"La realidad es que se bate el récord de paro, la pobreza se expande en la ciudad y las empresas no invierten porque no tienen seguridad en la ciudad. No se reactiva la economía ni se va a generar empleo con el marco fiscal que se impone", sentencia, tras criticar que se "venda a los ciudadanos que se han bajado los impuestos después de las subidas desproporcionadas de 2012 y 2013, y ahora en 2014 bajan el IBI y el ICIO, congelando el resto, pero lo congelan tras haberlo subido".

Paralelamente, la concejal de IU Josefa Medrano ha cuestionado que "ni una sola alegación de IU está de acuerdo con la ley", mencionando por ejemplo que no se introduzca el establecer un límite de renta para el bonobús de mayores o de jóvenes tal como IU pedía. "Los impuestos y tasas han de tener una progresividad y una justicia social y que paguen más quienes más tienen", reitera, lamentando además que esta moción se haya presentado por la vía de urgencia "no se haya dado expediente antes" para tener un debate "más amplio".

Entre sus alegaciones, IU apostaba por introducir más medidas para minimizar el impacto de la crisis en colectivos más afectados y ante el "carácter antisocial" de los tributos, criticando que el marco fiscal establecido "no sirva para la reactivación" económica.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.