La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha considerado "necesario" que la Unión Europea elabore una estrategia común para que los pacientes con hepatitis C de todos los países y todos los territorios tengan "acceso homogéneo a los tratamientos", después de que colectivos de afectados con esta patología hayan protestado ante el Ministerio de Sanidad para reclamar un acceso universal a los nuevos fármacos.

En declaraciones a los periodistas en Dúrcal (Granada), donde ha visitado la unidad de estancia diurna que gestiona la Asociación Vale en la localidad, Sánchez Rubio ha indicado que "desde la sanidad pública no se van a escatimar esfuerzos para atender a los pacientes" con esta patología y ha reiterado su compromiso de que ninguno de los afectados se quedará sin tratamiento en Andalucía.

"Vamos a seguir trabajando para evitar un sometimiento de la industria farmacéutica ya que somos conscientes de que en los tratamientos para hepatitis está en juego la vida de las personas, y es necesario que todos nos sensibilicemos con esto", ha dicho.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha informado este lunes de que en 2015 entre 5.000 y 6.000 pacientes con hepatitis C serán tratados con los nuevos fármacos aprobados para combatir esta enfermedad, y ha avanzado que la cifra podría llegar incluso a los 7.000 ya que tienen previsto incorporar dos nuevos medicamentos a lo largo del primer trimestre del año.

Así lo ha anunciado el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, tras reunirse con el director general de Farmacia del Ministerio, Agustín Rivero, y la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), Belén Crespo, para analizar la problemática que ha surgido tras las protestas de los afectados por esta enfermedad.

Consulta aquí más noticias de Granada.