La Diputación de Ourense y la Xunta de Galicia han aprobado este lunes los estatutos para el futuro consorcio de emergencias de la provincia, que se constituirá en el primer trimestre de 2015, y será así el último en hacerlo en el ámbito autonómico, según ha señalado el presidente de la institución provincial, Manuel Baltar.

La asamblea para la aprobación de los estatutos se ha celebrado en el salón de plenos de la Diputación de Ourense, en la media hora anterior al pleno ordinario del mes de diciembre, y contó con la asistencia del director xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta de Galicia, Luis Menor.

Al terminar la asamblea, el presidente de la Diputación ha explicado que el objetivo de los consorcios es crear un mando único, incorporar los parques de bomberos comarcales de Verín, Xinzo de Limia y Valdeorras y el que se creará próximamente en O Carballiño, además de "homogeneizar las condiciones del personal y de la prestación de servicios, lo que redundará en una mayor eficiencia en la respuesta ante las emergencias", agregó.

"Tenemos ya lo más importante, que es este documento de los estatutos aprobado hoy, y ya no hay marcha atrás, así que en el primer trimestre de 2015, si todo va como tiene que ir, el consorcio será una realidad", auguró.

Baltar ha recordado que otros consorcios llevan años funcionando, alguno desde 2009 y 2011 y sólo faltaba Ourense. "Pero ahora esta provincia se incorpora en condiciones más ventajosas tras las negociaciones de los últimos meses", ha dicho y ha concretado que la Xunta de Galicia aporta en el futuro consorcio el 62,5 por ciento de la inversión, frente a los ya constituidos que cuentan con el 50 por ciento de la aportación autonómica. La Diputación de Ourense completa el restante 37,5 por ciento.

Psoe a favor,

Bng en contra

En la asamblea de aprobación provisional de los estatutos para el futuro consorcio, el PSOE dio su voto a favor porque "hay que poner los intereses de los ciudadanos por encima de los partidistas, y en casos de emergencia, como incendios o accidentes en una carretera, nadie se pone a pensar en el color del partido que le ayuda", según el portavoz, José Ignacio Gómez.

Por su parte, el BNG votó en contra por considerar que el servicio de emergencias y extinción de incendios en Galicia "está totalmente fraccionado y descoordinado", pues cuenta con los servicios municipales de bomberos en las siete grandes ciudades, los consorcios provinciales como el de Ourense que se constituirá en breve, y "el último invento del PP", en alusión a los Grupos de Emergencias Supramunicipales (GES).

En su argumentario para el voto en contra, el BNG incluye las "graves desigualdades creadas ya", por ejemplo, entre el personal laboral público del parque comarcal de Silleda y el de empresas privadas que gestionar los parques de bomberos, y el personal de los GES.

El BNG también ha criticado los estatutos aprobados este lunes porque "establecen la posibilidad de que la gestión del servicio se privatice y en la actualidad es ya una realidad, pues todos los parques comarcales, salvo el de Silleda, están privatizados".

El BNG aportó un informe de la Coordinadora Nacional de Bomberos Profesionales en el que se detallan los costes del servicio de bomberos en Galicia -subcontratado- y en Vizcaya, provincia del País Vasco en la que el dispositivo es "tan grande como el de las cuatro provincias gallegas, con algo más de 400 trabajadores, pero con gestión directa".

Según el grupo nacionalista en la Diputación, la gestión privatizada que está implantada en parques comarcales de bomberos gallegos "es más cara para la administración, da peor servicio y peores condiciones laborales para los trabajadores".

Por su parte, Baltar ha explicado que la oposición del BNG llevó al director xeral de Emerxencias a preguntarse "por qué no llevaron esa discrepancia al consorcio de Lugo, en cuya Diputación sí gobiernan".

Consulta aquí más noticias de Ourense.