El Complejo Astronómico de La Hita, en La Puebla de Almoradiel (Toledo), detectó el pasado 24 de diciembre una bola de fuego, provocada por la entrada en la atmósfera de una roca de unos 100 kilogramos, que recorrió una distancia de unos 1.200 kilómetros, antes de salir de nuevo de la atmósfera terrestre.

El fenómeno, poco frecuente y conocido como bólido rozador, comenzó en la localidad argelina de Tiaret, y avanzó hacia la Península hasta pasar por Ciudad Real a unos 75 kilómetros de altura, según ha informado el Complejo Astronómico en nota de prensa.

Posteriormente, el bólido se dirigió hasta Portugal y se perdió en el Océano Atlántico, a unos 100 kilómetros de la costa de Galicia. Según el complejo, la roca volvió a salir de la atmósfera debido a "la curvatura de la Tierra y al bajo ángulo de su trayectoria".

El fenómeno, que se produjo a las 21.06 horas del día de Nochebuena, fue visible a lo largo de buena parte del país, y sus imágenes pueden incluso verse en Youtube.

Consulta aquí más noticias de Toledo.