La Xunta de Galicia ha acusado al alcalde de Vigo, Abel Caballero, de pretender imponer un "tope de usuarios" al transporte metropolitano, al exigir que el convenio para implantar este servicio recoja una aportación económica máxima anual (que fija en 260.000 euros), y ha advertido de que esa condición "rompe la esencia" del sistema de transporte metropolitano.

Así lo ha manifestado la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Ethel Vázquez, durante una visita a un aparcamiento disuasorio que su departamento ha construido en Brollón, en Moaña. Vázquez ha insistido en que la Xunta sigue "dispuesta" a contar con el Ayuntamiento de Vigo para sumarse al convenio que ya apoyan los otros 13 municipios del área metropolitana.

Según ha reiterado, la conselleira quiere implantar el plan de transporte del área viguesa "en las mismas condiciones" que en otras áreas de Galicia donde ya funciona, pero la negativa del gobierno vigués a suscribir el acuerdo sin un tope máximo de aportación económica, provoca que falte "una pieza" en el sistema: la financiación de los transbordos en buses urbanos de la ciudad.

Ethel Vázquez ha señalado que ese tope supondría, en la práctica, establecer "un tope de usuarios". "No tiene sentido, se rompería la esencia del transporte metropolitano", ha indicado, al tiempo que ha recordado que al Ayuntamiento de Vigo ha firmado convenios con otras entidades, como Sogama, o con entidades deportivas, sin exigir esa condición.

CABALLERO

Por su parte, el alcalde de Vigo, preguntado por los medios sobre esta cuestión, ha indicado que ese techo de aportación municipal no implica que se limite el número de usuarios, sino que, a partir de esa cantidad, tendría que aportar toda la financiación el Gobierno autonómico. "Quien tendría que pagar es la Xunta de Galicia, que no quiere entender que el transporte metropolitano es su competencia exclusiva", ha subrayado.

A ese respecto, ha insistido en que la Consellería había fijado la aportación anual de Vigo en 211.000 euros, y que el gobierno municipal ofrece hasta un máximo de 260.000 euros. "Y dicen que no, esto es una posición política, pero nosotros no podemos dar un cheque en blanco", ha denunciado el regidor, quien ha señalado que los vigueses no puede quedar excluidos del plan de transporte porque "eso sería prevaricación".

Finalmente, Caballero se ha referido a la carta que la conselleira, según se había anunciado, ha remitido al Ayuntamiento para invitarle a reconsiderar su posición. Así, el alcalde ha explicado que la misiva no ha llegado al consistorio olívico y que "debe venir en patinete".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.