Andalucía fue destinataria de 16,8 millones de viajes de los residentes en España hasta agosto de 2014, registrando un descenso del 8,5 por ciento en relación con el mismo período de 2013, según los datos de la encuesta Familitur de Movimientos Turísticos del Instituto de Estudios Turísticos (IET), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que precisa que Andalucía aglutina el 15,8 por ciento del total de viajes de España.

Asimismo, analizando solo el mes de agosto, Andalucía fue destinataria de algo más de 3,5 millones de viajes, un 10,6 por ciento menos que en agosto de 2013.

En cuanto a los turistas andaluces, en los ocho primeros meses del año se registraron 14,3 millones de turistas, un 11,4 por ciento menos que en el mismo período de 2013, mientras que analizando sólo agosto se registraron 2,6 millones de viajeros, un 14,6 por ciento menos que hace un año.

El informe precisa que Andalucía es la primera comunidad por número de viajeros españoles, con cerca de 3,6 millones de viajes en agosto, aglutinando el 19,1 por ciento del total de dicho mes.

Disminuyó el número de viajes recibidos (-10,7 por ciento) pero aumentó su duración. Crecieron los viajes de vacaciones de verano (seis de cada diez) y retrocedieron los de puente y fin de semana. El alojamiento hotelero mostró un crecimiento del 3,6 por ciento, mientras que el no hotelero cayó arrastrado por la vivienda propia y de familiares o amigos. Asimismo, disminuyeron los viajes intrarregionales y se incrementaron los procedentes de la Comunidad de Madrid y Cataluña.

Datos nacionales

A nivel nacional, los turistas españoles realizaron más de 141 millones de desplazamientos en los once primeros meses, un 0,7 por ciento menos que los 142 millones de viajes realizados en el mismo período en 2013, según los datos avanzados de la encuesta Familitur de Movimientos Turísticos del Instituto de Estudios Turísticos (IET), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

De cada diez viajes, aproximadamente seis han sido de ocio y tras para visitar a familiares y amigos y del total de desplazamientos, la mitad se han realizado en el fin de semana. Se mantiene la tendencia expansiva, iniciada a principios de año, de los viajes emisores.

En lo que va de año, el mayor incremento en términos absolutos se ha producido en los viajes realizados por motivo de ocio en fin de semana, con cuatro de cada diez. También crecieron los viajes de Semana Santa.

Por otra parte, se ha registrado un descenso en las visitas a familiares y amigos en las vacaciones de verano y los viajes realizados en puente.

Por contra, aumentaron los viajes en los que se utilizó el alojamiento hotelero, mientras que disminuyeron las pernoctaciones de residentes en alojamientos no hoteleros, debido principalmente a la caída en la utilización de la vivienda alquilada, en cambio la utilización de campings y casas rurales muestra un crecimiento.

En noviembre, los viajes de los españoles crecieron interanualmente, tanto los emisores como los internos. Los viajes de ocio realizados en fin de semana, uno de cada dos, registraron un "espectacular aumento", según la encuesta, frente a las visitas a familiares o amigos, y los viajes de trabajo y estudios.

En cuanto al alojamiento, el aumento del número de viajes benefició a todos los tipos, destacando especialmente el incremento en la utilización de la vivienda propia. También los medios de transporte de forma generalizada, a excepción del tren, se ven favorecidos por la expansión de los viajes.

UN 4,6%

Menos de viajes hasta agosto

Según esta encuesta, que publica los datos definitivos correspondientes a agosto de 2014, los viajes de los españoles rozaron los 20,8 millones de viajes dicho mes, lo que supone un 4,6 por ciento menos que el mismo mes de 2013, debido al descenso de los viajes internos (-5,6 por ciento), frente a los viajes externos que crecieron un 5,6 por ciento, anotándose seis meses consecutivos de crecimiento.

En los ocho primeros meses, realizaron 106 millones de viajes, un 1,7 por ciento menos a la registrada en el mismo periodo de 2013. Dicho descenso obedeció únicamente a los desplazamientos internos, pues los viajes emisores crecieron un 9,4 por ciento.

El alojamiento hotelero creció en julio un 4 por ciento y en los primeros ocho meses del año acumuló un incremento del 4,7 por ciento, frente al no hotelero que sufrió una caída del 6,1 por ciento en julio y del 3,2 por ciento en los ocho primeros meses del año.

Según la motivación de viaje, el descenso del alojamiento no hotelero se explica por un menor uso de la vivienda de familiares o amigos y de la propia vivienda.

Las visitas a familiares o amigos y los viajes de trabajo mostraron también descensos, del 6,2 por ciento y del 17,1 por ciento, respectivamente, mientras que los viajes de ocio crecieron en verano (+4 por ciento) y retrocedieron en puentes y fines de semana.

En cuanto al transporte, repuntaron un 0,7 por ciento los viajes realizados en avión durante los ocho primeros meses del año, frente al descenso del 2 por ciento en los viajeros por carretera, que supusieron el 85 por ciento del total. En agosto, cayeron un 5,2 por ciento los desplazamientos por carretera y aumentaron un 3 por ciento los de avión.

Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla y León acapararon el 92 por ciento de los viajes internos durante los ocho primeros meses del año, aunque la Comunidad Valenciana registró el mayor descenso (-8,5 por ciento).

Consulta aquí más noticias de Sevilla.