Frío en Castilla y León
Castilla y León, en alerta amarilla por el intenso frío. EFE

Las bajas temperaturas que afectan a amplias zonas de la Península con mínimas cercanas a 7/10 grados bajo cero se verán agravadas en las próximas horas por rachas de viento fuerte y de componente norte, que harán que la sensación térmica sea de frío intenso.

El viento del norte soplará en el noreste de la Península y en las Islas Baleares donde lo hará con intensidad fuerte produciendo gran oleaje en las zonas costeras, ha avanzado a Efeverde la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals.

Respecto a las temperaturas, Casals ha explicado que este lunes descenderán en la mayor parte del España, incluso puede ser de manera notable en el sureste peninsular con valores en torno a 5/7 grados bajo cero en amplias zonas del interior y de hasta 10 grados bajo cero en zonas de montaña, sobre todo en los Pirineos.

Veinticinco provincias, en alerta amarilla por nieve, viento y temperaturas mínimas

Por capitales de provincias, este lunes se espera que la máxima peninsular la alcance Málaga con 15 grados centígrados seguida de Cádiz y Almería con 14 grados y Murcia y Valencia con 13; la noche más fría la pasarán en Ávila, León, Segovia y Soria, donde el termómetro descenderá hasta los 6 grados bajo cero.

La cota de nieve continuará descendiendo a lo largo del día situándose por debajo de los 500 metros en el norte peninsular, 500/700 metros en las Islas Baleares y entre 1.100/1.400 metros en el sistema penibético.

Ante esta situación la Aemet mantiene en alerta a veinticinco provincias de once comunidades por nieve, viento y temperaturas mínimas; mañana, la alerta amarilla por temperaturas mínimas afectará a 34 provincias.

Ascenso de temperaturas para año nuevo

Durante este lunes, la Islas Canarias tendrán intervalos nubosos con vientos del noreste mientras que a partir de mañana se espera que llegue a las islas occidentales un sistema frontal con lluvias débiles.

La meteoróloga ha señalado que durante el 31 de diciembre y el 1 de enero continuará el tiempo frío y seco en la Península aunque se espera un ascenso de temperaturas que atenuará la intensidad de las heladas, todavía generalizadas en el interior.

"También será menos fría la sensación térmica al amainar los vientos de componente norte", ha dicho.

Sin embargo, en el noreste de Cataluña y en las Islas Baleares persistirán los vientos del norte, menos intensos que en días anteriores, y las precipitaciones en el este del archipiélago, aunque con tendencia a disminuir.

A partir del día 2 del año nuevo es probable que un sistema frontal recorra el norte de la Península, dejando lluvias débiles, más abundantes en el Cantábrico oriental y en el Pirineo occidental; en el resto peninsular y en las Baleares, lo más probable es que predomine el cielo poco nuboso con temperaturas en ascenso.