La presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, ha reconocido este lunes que en esta legislatura han cometido "errores" ya que "hay cosas que se podrían haber hecho mejor" pero ha señalado que han "hecho los deberes" y que a pesar de que ha sido una "legislatura difícil y complicada por la crisis económica, el balance es positivo".

Ante los medios de comunicación, Salom ha explicado que "antes de las elecciones" dijeron que "iban a reorganizar la institución insular, reducir el gasto superfluo y centrarse en lo importante, que son las personas" y, según ha precisado, "hemos reducido un 30 por ciento del presupuesto, cuatro de cada diez euros van a servicios sociales para atender a los más necesitados y no ha quedado nadie sin atender".

"A esto se le debe añadir -ha continuado- que hemos seguido fomentando la cultura, las tradiciones y la manera de ser como mallorquines y, además, hemos hecho unas obras importantes en materia de carreteras".

"En estos años de crisis hemos hecho obra pública, hemos mejorado la red viaria de las carreteras mallorquinas y hemos aprobado un código ético para ser más transparentes", ha enfatizado la presidenta.

Según ha aseverado, en la página web de la administración insular están "colgando los gastos que hace la institución a todos los niveles, qué contratos, con qué empresas, qué servicios da el Consell, qué empresas son las adjudicatarias y por qué importes".

De esta manera, ha apuntado, están "demostrando que no hay nada que esconder, que el dinero del Consell es de los mallorquines y estos tienen que saber en qué modo se gasta el dinero de los contribuyentes".