La Organización de Productores Lácteos (OPL) Ulega, impulsada por Unións Agrarias, convocará a la industria que recoge leche en Galicia a una mesa de negociación en enero para "proceder a aplicar la legislación vigente" con "contratos de duración mínima de un año" en los que se garantice la recogida y que se cubran los costes de producción para acabar con "los contratos basura" que se están ofreciendo por debajo de los 30 céntimos el litro.

En rueda de prensa celebrada este lunes en Santiago, el recién reelegido secretario xeral de UU.AA., Roberto García, ha informado de que Ulega —en su papel de OPL capacitada para la negociación colectiva— va a enviar un burofax antes del 31 de diciembre para la solicitud de mesas de negociación a cada una de las industrias en Galicia para ataja la caída "estrepitosa" de los precios y que se cumpla el paquete lácteo.

En esta negociación se va fijar como líneas rojas que en los contratos esté: garantizada la recogida; que el precio base de partida para el año (más allá de las variaciones en función del mercado) cubra los costes de producción, es decir, que no esté por debajo de 0,30 euros; y que en esos contratos de un año haya un pacto de incremento de volumen de producción a partir de abril —con el fin de las cuotas lácteas— para favorecer el mercado interno e importar cada vez menos leche.

Todo ello, con la Administración presente en la negociación como garante de llegar a acuerdos justos, cumpliendo la figura de mediación. Si la industria se niega a negociar en enero, el día 30 de ese mes habrá una asamblea general de Ulega en la que se pondría en marcha "todo tipo de medidas de movilización y presión", y no se descarta "una huelga de entregas" si es necesaria.

A este respecto, Roberto García advierte de que la industria busca un nuevo ajuste de bajada del precio de la leche en enero, que no tiene precedentes "en los últimos 30 años", después de que los productores de Galicia hayan sufrido una caída en el precio del litro de leche desde los 39 céntimos con los que se comenzó 2014 hasta los 32 céntimos registrados en octubre de este año, entre las cifras más bajas de toda Europa, con diferencias de hasta cinco céntimos con países como Alemania o Francia.

"caída estrepitosa de precios"

En este sentido, el secretario de Ganadería de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y directivo de Ulega, Román Santalla, ha denunciado el comportamientos de industriales que "está absolutamente fuera de lugar" con los contratos que están ofertando, que son "los más bajos de toda la UE", al nivel de países que sufren las consecuencias del veto ruso como Letonia o Lituania.

Así, Santalla ha tildado de "contratos basura" los que se están ofertando antes de que acabe este año y entre en vigor el nuevo decreto lácteo, en los que "ni siquiera se cubren costes de producción", con una "nueva caída estrepitosa de los precios".

Por ello, se recomienda a los ganaderos que "no se apuren" a firmar los contratos antes del 31 de diciembre, pese a que haya "amenaza" de no recogida de leche a partir del 1 de enero, porque la industria busca firmar contratos al precio más bajo posible antes de que entre en vigor el nuevo decreto.

En esta línea, pide a los industriales que "tienen que dejar de seguir dándole palos a los ganaderos" y negociar con los productores para "hacer frente común" a la distribución. Además, demanda a la Xunta y al Gobierno central que "no se dejen asustar ni amenazar" por la industria y le exige "valor" para sacar adelante un decreto en enero en los términos legales acordados con los productores.

Denuncias contra ventas a pérdidas

Por su parte, Roberto García ha avanzado que se va a actuar con "todas las herramientas legales" contra la venta a pérdidas de la distribución que se siguen produciendo, a través de denuncias judiciales ante la Agencia de Información y Control de los Alimentos (AICA) y el Gobierno por prácticas de 'dumping', entre las que ha identificado la venta de quesos a 4,8 euros o el litro de leche por debajo de los 57 céntimos, "incumpliendo la ley de cadena alimentaria".

Además, considera que no puede ser que haya un déficit en la balanza comercial de más de 1.000 millones de euros por quesos y productos industriales, por eso cree que se debe fortalecer la producción de elaborados en Galicia frente a la entrada de productos franceses, entre otros.

Diferencias entre explotaciones

Para ejemplificar la diferencia entre producir leche en Galicia en otros lugares de Europa, Unións Agrarias ha repartido una tabla a la prensa en la que se puede ver que una explotación media que produzca unos 300.000 litros de leche al mes puede llegar casi a 70.000 euros en ventas al mes en Paíse Bajos o Italia, mientras que en Galicia la misma cantidad reportaría unos 10.000 euros menos, según cifras entre abril y octubre de este año.

Si la comparativa se hace entre Galicia y otras comunidades españolas, se puede ver como con las mismas cantidades de producción (300.000 litros al mes) una explotación en Andalucía consigue 7.800 euros más que una gallega, en Extremadura son 5.400 euros más y Asturias 4.725 euros más que en la Comunidad gallega.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.