La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado a las provincias del interior peninsular por heladas generalizadas que bajarán las mínimas hasta los -5 grados centígrados e incluso a más de -10 grados centígrados en zonas de montaña. Además avisa por vientos fuertes en tierra y mar.

Así, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Protección Civil señala que los vientos del norte provocarán la sensación térmica de frío intenso, especialmente, en el noreste de la Península y en Baleares, donde las rachas podrán superar los 80 kilómetros por hora. En áreas del Mediterráneo, sobre todo en Cataluña y Baleares, los vientos costeros serán "muy fuertes".

Ante esta situación, Protección Civil avisa de que los ciudadanos que tengan previsto viajar deben informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico.

Además, insta a viajar por carretera "si es imprescindible" y, en ese caso ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, revisra los neumáticos, anticongelante y frenos así como tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas. También recuerda que es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

RECOMENDACIONES

Protección Civil aconseja que si queda atrapado en la nieve permanezca dentro del vehículo, con el motor encendido y renovando el aire periódicamente, vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, recomienda no intentar resolver la situación por sí mismo, tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.

En caso de vientos fuertes, Protección Civil aconseja asegurar puertas, ventantes y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

En caso de ir conduciendo, recomienda extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido así como prestar especial atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Para el caso de los vientos costeros, Protección Civil recomienda alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan resultar afectados por las mareas elevadas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes. En estas situaciones el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a quien se encuentre en las proximidades del mar.

Por otro lado, recuerda que la Dirección General de Tráfico aconseja realizar una planificación concreta del viaje, informándose adecuadamente de las condiciones meteorológicas y de la situación de la ruta elegida e insiste en que es "imprescindible" disponer de cadenas, o de cualquier otro dispositivo antideslizamiento, sobre todo, si tiene previsto atravesar zonas montañosas.

Finalmente, señala que es preciso atender en todo momento las instrucciones de los agentes de vigilancia y la información de los paneles de mensajes variables. También insiste en mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente y, en caso de niebla encender el alumbrado de cruce y el específico para niebla.