La Guardia Civil de Menorca ha retirado un total de 1.296 productos falsificados y juguetes potencialmente peligrosos para los menores de comercios tipo bazar en las localidades de Es Mercadal, Ciutadella y Maó, según han informado este lunes fuentes de la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil de Baleares.

Se trata de productos como espadas de luces, juegos de construcción, monopatines, pinturas para la cara, plastilinas, productos de cosmética, juguetes para menores de tres años, productos de puericultura o juguetes elaborados con productos químicos, entre otros.

Entre los artículos retirados cabe destacar unas pulseras, antifaces y collares que en su interior contienen una sustancia química que una vez rota y agitada se ilumina. En esta línea, la Guardia Civil ha explicado que se han retirado por el peligro que conlleva sobre todo a los menores, ya que en el envoltorio no se indica que se trata de una sustancia química, ni indica las precauciones y posibles consecuencias por un mal uso de los mismos.

Destaca también la retirada de una partida de productos de puericultura como biberones y chupetes.

La Guardia Civil ha realizado las inspecciones durante el mes de diciembre con el fin de prevenir la venta de productos falsificados y a detectar artículos que incumplen la normativa sobre sanidad y consumo.

Durante las inspecciones se han retirado numerosos efectos falsificados, así como juguetes que no cumplen con la normativa de consumo por no facilitar la información obligatoria a los consumidores, con las instrucciones en idioma extranjero, no indicar componentes alérgicos, ni especificar las medidas de seguridad del empleo de los juguetes.

De todas las actuaciones realizadas se han confeccionado las correspondientes actas para ser puesto en conocimiento de la Conselleria de Salud y Consumo y se están realizando gestiones con los representantes legales de las marcas perjudicadas para la confección del peritaje de los productos retirados y poder saber el daño económico sufrido, todo ello para ser puesto en conocimiento de la Autoridad Judicial.