El pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este lunes el proyecto presupuestario del ejercicio 2015, que en su cifra consolidada suma ingresos por valor de 909.275.794 euros y gastos por 895.366.852 euros. Con el voto favorable del PP, que goza de mayoría absoluta, y el voto contrario de PSOE e IU-CA, ha prosperado el último presupuesto del mandato, que según el Gobierno municipal aumenta las inversiones y remata el "espectacular saneamiento" de las cuentas y según la oposición, no resuelve los problemas de la ciudadanía en materia de empleo o vivienda.

Los presupuestos consolidados del Ayuntamiento hispalense, es decir el volumen presupuestario de la Corporación local y de sus sociedades y organismo autónomos, suman 909.275.794 euros de ingresos y 895.366.852 euros en gastos, frente a las cuentas de 2014, que reflejaban 915.294.654 euros en ingresos e igual cifra para los gastos, con lo que media una bajada del volumen presupuestario. El presupuesto de la Corporación local en solitario para 2015, no obstante, es de 755.852.958 euros en materia de ingresos e igual cifra en materia de gastos, lo que supone 9.551.675 euros más que 2014.

Para 2015, las inversiones reales cuentan con 19.990.748 euros, es decir 3,08 millones más que en 2014, con 4,5 millones de euros para el Plan Urban del Polígono Sur —financiado por la Unión Europea—, 4,36 millones de euros para los arreglos anuales en los colegios públicos, 3,21 millones de euros para actuaciones en los barrios, un millón "revisable" para el cerramiento de la zona franca, 300.000 euros para el mantenimiento de mercados, 835.269 para el centro de control de la Policía de La Ranilla o 205.000 euros para terminar la comisaría de Bellavista.

También se destinarán 1,9 millones para el mantenimiento de los edificios municipales, 535.000 euros para parques y jardines, 554.000 euros para acondicionar los aparcamientos de Rafael Salgado y Jardines del Valle, 110.000 euros para adecuar las paradas de taxis, 489.000 euros para "inversiones asociadas" a la Policía Local, 250.000 euros para perreras del Zoosanitario, o más de 300.000 euros para actuaciones relacionadas con empleo.

El capítulo de personal, de otro lado, crece en unos 7,3 millones de euros, principalmente por la devolución de una paga extra a los empleados municipales, toda vez que los gastos corrientes caen 3,3 millones hasta los 109,5 millones.

FLEY,

La "racionalización" y el "ahorro"

La concejal de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, ha abierto este pleno extraordinario destinado a debatir y votar el proyecto presupuestario de 2015, desgranando cifras como las ya descritas y defendiendo que el documento presupuestario constituye el "cierre" de un ciclo económico que, para la economía del Consistorio hispalense, ha estado marcado por "el saneamiento, la racionalización", un "mayor control" de los gastos y, por consiguiente, "ahorro", aunque siempre manteniendo "unos servicios públicos de calidad".

Porque según la edil de Hacienda, el nuevo proyecto presupuestario culmina el objetivo de saneamiento económico marcado por el Gobierno municipal del PP, pero propiciando desde la Administración local "la ayuda social, el apoyo a la creación de empleo, inversiones en todos los barrios, el apoyo y fomento de la cultura, el deporte y el turismo, el mantenimiento de las tradiciones, la mejora de los mercados y unos servicios públicos de calidad".

En materia de ingresos, por cierto, el documento no incluye previsiones por la enajenación de la antigua comisaría de la Gavidia, si bien la concejal ha manifestado su deseo de que el edificio sea finalmente vendida, reclamando que la Junta no bloquee la operación.

Pero para la concejal de IU-CA, Josefa Medrano, los "objetivos" marcados por el Gobierno local del PP no solucionan "la grave situación" que sufren "miles" de ciudadanos y "culminan una política nefasta" que, "por acción u omisión", ha olvidado la lucha contra el desempleo y no ha solucionado la carencia de vivienda que padece también la sociedad.

En ese sentido, ha avisado de que la ciudad cuenta con unos 13.000 parados más desde que el PP ostenta el poder municipal y ha manifestado su temor ante el futuro de la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa), recriminando al PP la "paralización" de diferentes programas de atención social.

Espadas no ve cumplidas las "prioridades" ciudadanas

El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, ha manifestado de su lado que el proyecto presupuestario se aleja de las "prioridades" esenciales de la ciudadanía, es decir "el empleo, la vivienda y los servicios sociales".

Espadas, en ese sentido, avisa de que este "saneamiento" de las arcas municipales ha sido realizado "a costa de los sevillanos" y de que la política económica del Gobierno municipal del PP renuncia al papel del Ayuntamiento como motor para la "reactivación económica y la generación de empleo". Espadas ha enumerado diversos compromisos electorales del PP, avisando de su "incumplimiento" y de que el PP "lleva varios años presupuestando lo mismo", porque sus porcentajes de ejecución no van mucho más allá del 30 por ciento, según el dirigente socialista.

Fley, en su segunda intervención, ha defendido el "esfuerzo" protagonizado para sanear las arcas municipales, ha negado que caigan las partidas destinadas a las políticas sociales y ha atribuido a los ciclos contables las cifras esgrimidas por Espadas sobre ejecución presupuestaria, porque es a final de año "cuando más se ultiman las cuestiones de ejecución" presupuestaria y por tanto la oposición señalaría cifras aún por cerrar.

También en el segundo turno, Espadas ha insistido en que 2013 se cerró con un grado de ejecución presupuestaria del 37 por ciento y el último dato del grado de ejecución presupuestaria de 2014 se reduce al 27 por ciento.

Y ha cerrado el debate presupuestario el alcalde, Juan Ignacio Zoido, quien ha defendido que "le pese a quien le pese, nadie puede dudar del espectacular cambio de las cuentas del Ayuntamiento", porque el mandato comenzó con "una deuda de 704 millones, 400 de ellos ocultos", y esta deuda global se ha reducido "el 35 por ciento", mientras el remanente negativo de 33 millones de euros ha sido transformado, según el alcalde, en un remanente positivo de 4,4 millones de euros y de una necesidad de financiación de 90 millones de euros en 2011, las cuentas arrojan en estos momentos "una capacidad de financiación de 61 millones de euros", reduciendo según Zoido el plazo de pago a proveedores de 80 a 17 días.

"Hemos bajado los impuestos a los sevillanos, hemos apoyado la creación de empleo con distintas medidas y hemos facilitado el acceso a la vivienda y el pago de la misma, pasando de venta a alquiler viviendas protegidas, reforzando la apuesta por la ayuda social con un plan (anual) de ayuda social de siete millones de euros, hemos mejorado la calidad de los servicios públicos y hemos disminuido la carga financiera", ha defendido el alcalde enfatizando que tales aspectos han sido logrados "en el peor" escenario económico, en referencia a la grave crisis económica y financiera del conjunto de España.

Zoido y las inversiones

Dado el caso, ha lamentado los "lugares comunes" de las fuerzas de oposición y ha defendido que el proyecto presupuestario para 2015 "es un gran presupuesto", recordando que las inversiones reales "suben un 20 por ciento" hasta una cifra de casi 20 millones de euros y se mantiene el "plan de apoyo social", que destina siete millones de euros para medidas de respaldo a las familias desfavorecidas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.