La asociación de afectados de Red Eléctrica Tenerife (Asafrate) ha abogado por el traslado de la Central térmica de Las Caletillas al Polígono Industrial de Granadilla al considerar que es el sitio "adecuado" para una instalación de este tipo, pues su actual ubicación es "urbano y poblacional".

A través de una nota, la asociación también pide que la energía sea transportada a través de cable submarino y no por medio de tendidos eléctricos, ya que esto provocaría expropiaciones de suelo, además de un mayor impacto ambiental.

Asafrate cree que con el cable submarino "no sería necesario un nuevo trazado de tendidos eléctricos ni tampoco los existentes repartidos por toda la isla, por lo que éstos serían eliminados también".

La asociación mantuvo en el mes de noviembre una reunión a la que asistieron la consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Francisca Luengo; la directora general de Industria, Antonia Moreno, y el alcalde de Candelaria, José Gumersindo García, en la que, según Asafrate, mostraron su apoyo a la alternativa de la implantación del cable submarino.

Por último, anuncian que se llevará a cabo una reunión informativa con todos los afectados, por lo que hacen un llamamiento a todos los municipios de la isla y en especial a Granadilla, Arico, Fasnia, Güímar, Arafo, Candelaria, el Rosario, La Laguna y Santa Cruz, invitándoles a la asistencia a la misma.