El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha aprobado de forma provisional con los votos del PP y el rechazo de todos los grupos de la oposición, PSOE, UPyD e IU, el Presupuesto Municipal de 2015 que asciende a 198,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,9 por ciento respecto a las cuentas de este año.

El concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, ha defendido las cuentas elaboradas al entender que son "positivas" para la ciudad al conectar el presente y el futuro de la capital burgalesa, a través de la "racionalidad" y la "prudencia".

"Son unos presupuestos reales, prudentes y con contención del gasto", ha aseverado De Foronda, en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de añadir que las cuentas "dibujan un horizonte mucho más claro" para el Ayuntamiento de Burgos.

En este sentido, ha señalado que la gestión municipal realizada a lo largo de la presente legislatura ha permitido "sanear" las cuentas consistoriales y ha reiterado que, prueba de ello, son la recuperación de las inversiones y la reducción de la deuda previstas en el documento aprobado.

Respecto al Área de Servicios Sociales, Salvador de Foronda ha insistido en que se trata de unos presupuestos "solidarios", como demuestra el hecho de que el 14,1 por ciento de las cuentas se destine a esta competencia.

Retirada del presupuesto

Por su parte, la oposición al completo ha pedido la modificación y retirada del presupuesto y ha coincidido en calificar de "irreal" las cuentas presentadas por el PP.

La concejal socialista, Carmen Hernando, ha sido la más crítica con la defensa realizada por el responsable de Hacienda al condenar la falta de compromiso social de las cuentas, asegurando que éstas "consolidan las políticas de recortes" de años anteriores.

En este sentido, ha señalado que el equipo de Gobierno local ha reducido un 21 por ciento el presupuesto destinado al Área de Servicios Sociales desde 2011, pese a que las cuentas han registrado un incremento superior a los siete millones de euros en este periodo.

También, ha lamentado la subida de impuestos y precios públicos contemplada en los presupuestos, así como que la mayor inversión prevista sea la de la cubierta de la Plaza de Toros Municipal de El Plantío. "Estas no son las necesidades de los burgaleses", ha aseverado.

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz municipal de UPyD, Roberto Alonso, quien ha calificado de "continuistas" las cuentas, a la vez que ha asegurado que incumplen con el principio de estabilidad presupuestaria.

El portavoz municipal de IU, Raúl Salinero, también ha criticado el presupuesto, al considerarlo "irreal" y contrario a las necesidades sociales de la ciudad en el marco de la coyuntura actual.

Ante los abucheos de un reducido grupo de ciudadanos durante la defensa del presupuesto por parte del concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, la Policía ha desalojado el Salón de Plenos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.