IBIZA.-

Eurpa press

La alcaldesa de Ibiza, Virginia Marí, ha considerado que "puede cambiar" la situación de la estación de autobuses del Cetis, si se hace efectiva la compra de HF Vilás por parte de Sagalés, empresa mayoritaria en la Sociedad que gestiona la instalación.

"Todavía, que yo sepa, no se ha cerrado la compra y quiero recordar que ya dije que es un tema que lleva 10 años y no deben pretender que en dos meses yo solucione el problema. Ahora está en manos de los jueces y creo que son ellos quienes deben deliberar y señalar qué es lo que hay que hacer", ha declarado a Europa Press.

Marí ha asegurado que "qué duda cabe que si Sagalés se hace con la empresa de autobuses, el escenario no será el mismo, aunque no deja de haber otras empresas de transporte".

"Entre los técnicos de la casa y nosotros debemos tomar decisiones, si hay que hacerlo, pero yo dejo todo en manos del juez. El tema está tan, tan judicializado que vamos a dejar que sean ellos quienes decidan", ha insistido.

La primera edil de Vila ha explicado que es partidaria de que la estación de autobuses vuelva a abrir "ya que sería un bien para los ciudadanos, aunque en las condiciones correctas, no abrir por abrir".

La gestora alertó sobre las indemnizaciones

La Sociedad Gestora lamentó recientemente que no exista "voluntad real" de las administraciones para reabrir la instalación y anunció que, debido a las "importantes pérdidas" que están sufriendo, están evaluando los daños y perjuicios que deberá pagar el Ayuntamiento.

Según manifestaron en un comunicado, la Gestora ha celebrado a lo largo del año varias reuniones con miembros del Consell y del Consistorio ya que "nuestra intención ha sido trabajar conjuntamente con las instituciones para reabrir la estación".

Tras anunciar sus intenciones, la Gestora lamentó llegar a esta situación y dijo que "somos conscientes de que supondrá un grave problema para Ibiza", pero "no podemos asumir por más tiempo los daños provocados por el cierre".