Un vendedor de lotería, de 40 años, ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional en Málaga por una presunta denuncia de robo falsa. Al parecer, quería cobrar la indemnización del seguro y que el organismo de loterías repusiera los billetes denunciados.

Los hechos sucedieron el pasado 10 de diciembre cuando el hombre acudió a la comisaría provincial, minutos después de la medianoche, para denunciar que había sufrido un robo con fuerza en su domicilio. Así, dijo que habían accedido a la vivienda tras forzar la puerta de entrada y que del interior habían sustraído boletos de la lotería valorados en 350 euros y 560 euros en efectivo.

Entonces, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, se activó el protocolo establecido para este tipo de hechos, y tras las primeras pesquisas, los agentes comprobaron que la puerta no había sido violentada. Esta investigación, que comenzó por un delito de robo con fuerza empezó a verse como una presunta simulación de delito "al no existir evidencias del robo con fuerza".

El denunciante fue llamado a declarar al no corresponder su denuncia con la realidad comprobada por los investigadores. Estos apuntaron que el hombre había utilizado para su propio beneficio los boletos denunciados.

Por los agraciados había cobrado 119 euros, mientras que tiró a la basura los no premiados. Una vez hecha la denuncia, la supuesta víctima se dirigió a la organización propietaria de la lotería con la finalidad de que le repusieran los billetes sustraídos y que el seguro de la empresa se hiciera cargo de la correspondiente indemnización. El arrestado ha sido detenido y puesto a disposición judicial.

Desde la Policía Nacional han recordado que todas las denuncias se investigan y, en caso de que se demuestre la falsedad de la denuncia, la supuesta víctima se convierte en autora de una infracción penada en el Código Penal.

La simulación de un delito, la falsedad de lo narrado en una denuncia, aflora gracias a la investigación policial. Entre los objetos más "robados" reseñados en esas denuncias destacan los 'smartphones', ordenadores portátiles, videoconsolas, reproductores de DVD, todo tipo aparatos electrónicos o dinero en efectivo. Este tipo de fraude es utilizado, generalmente, para estafar a las compañías aseguradoras.

Consulta aquí más noticias de Málaga.