Vuelo QZ8501 desaparecido de AirAsia
El comandante encargado de la operación de búsqueda y rescate del vuelo QZ8501 explica a la prensa las zonas y operaciones donde se lleva a cabo la búsqueda. Massulis Mbasan / EFE

La tripulación del Airbus 320-200 de AirAsia desaparecido el domingo en Indonesia con 162 personas a bordo recibió, antes de despegar de Surabaya con destino Singapur, el pronóstico del tiempo en la ruta de vuelo con aviso de lluvias, informaron este lunes fuentes oficiales.

El director de la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísicas de Indonesia, Andi Eka Sakya, explicó en rueda de prensa en Yakarta que en la ruta había presencia de cumulonimbos en la zona meridional de la isla de Borneo, según el medio indonesio Detik. El cumulonimbo es una nube oscura que forma frentes muy altos y provoca violentas tormentas.

El experto detalló que es natural la presencia de estas formaciones en Kalimantan, como se llama la provincia indonesia que ocupa el sur de Borneo. "En los últimos 30 años, las mayores precipitaciones en la región de Kalimantan y (la isla de) Belitung se han registrado en diciembre y enero", precisó el alto funcionario.

Embarcaron 155 pasajeros, incluidos 17 menores y un bebé El piloto, con 20.537 horas de vuelo, solicitó a la torre de control subir de los 32.000 a los 38.000 pies de altitud, y recibió la autorización, unos minutos antes de que se cortase la comunicación radiofónica.

El Airbus 320-200 de la aerolínea de bajo coste malasia AirAsia, vuelo QZ8501, tenía el horario de despegue de Surabaya a las a las 05.20 hora local y la llegada a Singapur a las 08.30 hora local de la ciudad-Estado (00.30 GMT del domingo).

Embarcaron 155 pasajeros, incluidos 17 menores y un bebé, y una tripulación de siete personas formada por un piloto, un copiloto, un mecánico y cuatro azafatas, según la compañía aérea.

Las nacionalidades ofrecidas por la aerolínea son 155 indonesios, tres surcoreanos, un británico, un francés (copiloto), un malasio y un singapurense.

Indonesia, Malasia, Singapur y Australia participan en las operaciones de búsqueda y rescate que este lunes cumplen su segundo día, mientras de Corea del Sur, Estados Unidos, India y otros países han ofrecido su ayuda.

Según el director de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate de Indonesia, Bambang Soelistyo, y basados en los datos que disponen los expertos, la hipótesis más probables "es que el avión estaría en el fondo marino".