El Consejo Gitano de Ancianos de Galicia, compuesto por cinco gitanos gallegos y cinco zamoranos, ha asegurado que "no existió ni habrá" ningún destierro en O Porriño y Tui, así como "tampoco" hubo "ningún tipo de prohibición" para residir en estas dos localidades pontevedresas.

En esta línea, ha remarcado, a través de un comunicado, que se "recomendó" a "todos" que los niños "nunca falten a la escuela". Y es que el objetivo, tal y como ha trasladado este consejo de ancianos, es "promover la convivencia y la paz" entre los colectivos de vendedores ambulantes, así como "aclarar los malos entendidos".

Por todo ello, el consejo de ancianos ha llegado a varios acuerdos, como que "todos" los ambulantes —incluidos los "cooperativistas"— tienen el "derecho" de residir y trabajar "donde quieran". "Siempre cumpliendo las normas existentes en materia laboral", ha matizado.

"En la provincia de Pontevedra todos los cooperativistas seguirán manteniendo sus puestos, aunque estos estén ocupados provisionalmente por ambulantes gitanos gallegos", ha subrayado el consejo de ancianos, que ha precisado que este último colectivo se "comprometió" a "ceder" los puestos ocupados "provisionalmente" a sus titulares.

Respecto a los que no sean cooperativistas, ha puntualizado este consejo de ancianos, tendrán que "solicitar nuevos espacios" para desempeñar su actividad laboral.

"apretón de manos"

Asimismo, ha avanzado que se instó a los representantes de los gitanos zamoranos a que "colaboren" para "conseguir" la feria de la frontera de Tui, ya que ha subrayado que una "denuncia existente" ha "paralizado" su recuperación.

Estos acuerdos han sido aceptados por todas las partes, según han indicado desde el propio Consejo Gitano de Ancianos de Galicia. Asimismo, este espera que "todos cumplan y respeten su palabra". De hecho, esperan que el "apretón de manos" entre gitanos gallegos y zamoranos llegue "lo más pronto posible".

Procedimiento por vía penal

Este viernes, la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Tui, en Pontevedra, ha acordado en la junta de portavoces instar a la Fiscalía Superior de Galicia a que abra un procedimiento por vía penal para resolver el conflicto entre ciudadanos de etnia gitana y "devolver y asegurar la convivencia ciudadana" en la localidad.

"El problema sigue sin solucionarse y estas familias de vendedores ambulantes —zamoranos y castellanos— se sienten objetivamente intimidadas y privadas de ejercer sus más elementales derechos", ha comentado la corporación en relación al supuesto destierro de unas 400 personas de las localidades de O Porriño y Tui, cuyos hijos no acudieron durante días al colegio.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.