Una paciente del Hospital Santa Clotilde de Santander expone expondrá y venderá las acuarelas realizadas en el centro, para recaudar fondos que destinará al Hospital de Monrovia reabierto tras estar afectado por el virus del ébola.

"Puedo pintar y cuando pinto, me olvido de todo, me meto en el cuadro y el tiempo pasa en un suspiro", expresa Elvira Gutiérrez-Zorilla, de 83 años, y para quien esta iniciativa solidaria también le ha servido, personalmente, como "terapia" para "llenar el tiempo de una larga estancia -de más de ocho meses- en el centro".

Así, la que siempre ha sido su vocación, su "pasión frustrada", le está ayudando ahora a "sobrellevar" una estancia tan prolongada. La idea surgió tras conocer el grupo de voluntarios de Santa Clotilde su afición por la pintura y las manualidades. Con el fin de ayudarla, también, en su estado anímico, le propusieron Elvira Gutiérrez -que nació en Vizcaya y vivió en Valladolid, pero lleva más de 50 años en Cantabria- que canalizara su vocación.

Así, la encargaron que preparara una serie de obras, —acuarelas al ser lo menos complicado de poder realizar en su habitación hospitalaria—, para una posterior exposición en el propio centro. Después le dieron "contenido solidario" a la iniciativa, al decidir destinar la recaudación de la venta al Hospital de Monrovia, de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios, y afectado por la epidemia de ébola y que recientemente ha reabierto la Unidad de Maternidad.

La cantidad simbólica de 50 euros por obra -se incluyen acuarelas y alguna manualidad- se destinarán íntegramente a este fin.

Las obras que se exponen en la Sala San Juan de Dios de Santa Clotilde hasta el próximo 11 de enero, incluyen temas de naturaleza que no han sido copiados de ningún modelo, sino que son fruto de la "imaginación desbordante" de una mujer "con ganas de recuperar el tiempo perdido en su pasión artística".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.