La Policía marroquí ha retirado el cartel de la película bíblica Exodus: dioses y reyes de una sala de cine de la ciudad sureña de Marrakech, la única del país que exhibía el filme tras ser prohibido.

Según informó este sábado el diario electrónico Panorapost varios agentes del Ministerio de Interior se presentaron este viernes en el cine Colisée, pusieron escaleras y quitaron los carteles de Exodus después de que el Centro Cinematográfico Marroquí (CCM) haya comunicado a los responsables de la sala la prohibición oficial de su proyección por encarnar a Dios.

La gerente de la sala Colisée, Munia Layadi Benkiran, indicó al diario que la sala ya había decidido suspender su difusión antes de su proyección en la sesión nocturna tras haber recibido una llamada telefónica del CCM seguida de una carta del mismo organismo que prohíbe oficialmente la proyección de Exodus en el territorio marroquí.

Única sala que mantuvo la proyección

Colisée fue la única sala que mantuvo la proyección de esta superproducción bíblica sobre Moisés y su huida de Egipto, dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Christian Bale, ya que el pasado miércoles varias salas la retiraron después de que el CCM comunicara verbalmente a sus responsables la decisión de prohibir su proyección.

Este viernes, la sala Colisée recibió oficialmente una carta de CCM, que fue recogida también en las páginas Facebook de otras salas de cine, que explica que Exodus ha sido prohibida porque "encarna a Dios en la imagen de un bebé durante la revelación que recibía el profeta Moisés" y añadió que la "representación icónica de Dios no está permitida en las religiones divinas".

Layadi explicó que en una secuencia de Exodus aparece Moisés discutiendo con un niño vestido en blanco que le transmitía palabras de Dios, lo que fue interpretado por el CCM como encarnación del ente divino debido a que cuando Moisés pregunta al niño sobre su identidad, éste le contesta "soy..." sin terminar su frase.

La gerente de la sala de cine, también distribuidora de películas, se preguntó si las autoridades actuarán de la misma manera para prohibir la venta pirata de Exodus en los diferentes barrios populares del país, y añadió que las salas de cine esperaban la llegada de esta película para tener más ingresos.