Modelo de lencería
Modelo de lencería de la firma American Eagle, sin Photoshop. INSTAGRAM AMERICAN EAGLE

American Eagle, una firma de lencería estadounidense, decidió en enero del año pasado prescindir del Photoshop en las fotos a sus modelos para sus catálogos. Su decisión ha tenido éxito para la compañía.

Según The Independent, en el segundo trimestre de 2014, la empresa ha visto cómo sus ventas han aumentado un 9%, comparadas con una caída del 2% del año anterior.

Aunque no está totalmente clara la relación causa-efecto entre el aumento de las ventas y la decisión de no usar el Photoshop, sí que se demuestra que para vender lencería no es imprescindible mostrar cuerpos perfectos.

"Siguen siendo modelos, siguen siendo magníficas, pero ahora se las ve un poco como el resto de nosotras", dice Jenny Altman, una de las directivas de la compañía.