El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO) en Castilla y León, Ángel Hernández, ha alertado de que las diferencias sociales "se van a acrecentar entre trabajadores" durante 2015, algo de lo que no ha culpado a la crisis económica, sino a las "herramientas" empleadas para combatirla, por lo que ha considerado esta situación como un "efecto práctico" de la Reforma Laboral.

"Vamos a volver a los años 50, cuando era habitual ir a comprar y que apuntaran lo que quedaba pendiente de pagar porque el cliente no tenía dinero suficiente, volver a una franja que entonces era muy amplia en la que incluso trabajando no tenían para lo más elemental", ha subrayado en una entrevista concedida a Europa Press.

"Eso no lo ha hecho la crisis, sino las herramientas empleadas", ha señalado, al tiempo que ha advertido de que actualmente "existen malos contratos" porque "hay malos trabajos".

Por lo que se refiere a la posible recuperación económica, Hernández ha abogado por "no ser agoreros", pero "no vender humo tampoco", sino "ser pragmáticos". "Hace un mes Rajoy decía lo contrario", ha apuntado en relación con las palabras del presidente del Gobierno sobre esta situación, al tiempo que ha asegurado que "cuando va fuera, hace de vocero de la Unión Europea", al hilo del reciente viaje a México del jefe del Ejecutivo para asistir a la Cumbre Iberoamericana celebrada en la ciudad de Veracruz.

En este sentido, ha reconocido que el modelo español para afrontar la crisis económica ha dado "mejores resultados", por ejemplo, "que el griego", pero ha puntualizado que la percepción para la mayoría es que ha sido "pernicioso y perjudicial" puesto que "no ha permitido una salida de la crisis ni un retorno al bienestar", de manera que aunque algunos indicadores "hayan variado en positivo", la apreciación "real" de la ciudadanía es que la situación "es la misma que en épocas anteriores".

"CHAPUZA"

Así, ha recordado que el crecimiento del PIB no va acompañado de un crecimiento del empleo y que los nuevos puestos de trabajo que se crean "son en su mayoría temporales", con "más del 50 por ciento de los contratos a tiempo parcial", algo que ha tachado de "chapuza".

En cuanto a la salida de la recesión, el líder regional de CCOO ha explicado que "no sólo depende de una mayor renta" de los españoles que favorezca el mercado interior, sino que "tiene que ver mucho" con la situación internacional, en concreto con las exportaciones a otros países de la Unión Europea. "Si la Unión Europea no tira, la economía se volverá a ver afectada", ya que "las exportaciones son las que han mantenido, aunque de forma insuficiente, la economía española y de Castilla y León".

Por ello, ha abogado por que el mercado exterior no sea "la única vía" para la reactivación económica, al tiempo que ha aseverado que el desarrollo del mercado interior no puede producirse "si se degradan los salarios", que ya son, a su juicio, "raquíticos".

Al hilo de esto, ha recordado que en Castilla y León existen 200.000 trabajadores cuyo sueldo bruto se encuentra "por debajo de los 1.000 euros al mes", ante lo cual ha concluido con una petición para que no se siga con la reducción del poder adquisitivo de los trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.