La Delegación del Gobierno en Ceuta, la Capitanía Marítima, la Autoridad Portuaria, la Ciudad Autónoma y Cepsa volverán a reunirse este lunes para evaluar la marcha de los trabajos de recuperación de la playa afectada por el vertido de fuel que, procedente de la factoría de la compañía petrolífera, se registró el pasado martes y que este viernes ha quedado "totalmente controlado".

Las autoridades que integran el órgano de coordinación constituido han informado en un comunicado de que han decidido rebajar a cero el nivel de alerta del Plan Marítimo Nacional activado tras la fuga de hidrocarburos registrada en un tanque de almacenamiento ubicado a escasos metros de la costa norte de la ciudad autónoma, escape que pudo ser contenido en la arena antes de llegar a aguas del Estrecho.

También se han retirado las barreras instaladas en las dos entradas del Foso Real que une la bahía norte con la sur y las que se ubicaron en el Puerto Deportivo. Este sábado ya solo se mantiene activo el Plan Territorial que fue activado por otro vertido detectado a principios de mes en una de las conducciones de combustible que enlazan la factoría de Cepsa con los muelles del puerto.

La fuga de fuel-oil 180 que afectó a parte del arenal de la playa Benítez, colindante con la planta desalinizadora que abastece a toda la ciudad, ha quedado "totalmente controlada".

Los principales trabajos de limpieza se han llevado a cabo "con los medios de la empresa en su factoría". Las tareas de recuperación de la playa contaminada continúan y en ellos siguen involucrados los diferentes departamentos de la Administración General del Estado y de la Ciudad Autónoma.

Tanto Cepsa como las dos administraciones mantienen desplegados medios y efectivos "para minimizar y contrarrestar los daños ocasionados", para cuya evaluación se instruyen dos expedientes informativos desde la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Ceuta que preside Juan Vivas (PP), así como desde la Autoridad Portuaria y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

El Ejecutivo autonómico está valorando la posibilidad de imputar ante la Justicia un presunto delito ecológico a la empresa, a la que en los informes técnicos preliminares se atribuye un comportamiento "imprudente" por tener sus cubetas de contención de fugas de fuel "en malas condiciones" pese a encontrarse al final de una vaguada que desemboca directamente al mar.

Consulta aquí más noticias de Ceuta.