La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas ha abierto expediente sancionador a dos personas que fueron sorprendidas el pasado día 20 de diciembre cuando capturaban salmones en un área de reproducción de esta especie bajo la presa de Touro, en el canal principal del río Ulla.

En una nota de prensa remitida este sábado a los medios, el departamento que dirige Ethel Vázquez ha explicado que la gravedad de lo sucedido viene dada por el hecho de que estas personas, a parte de estar vulnerando la ley de pesca fluvial al pescar en época de veda con artes furtivas, estaban capturando salmones en el momento de su reproducción.

Los furtivos tenían en su poder un trasmallo de 19 metros de longitud, dos tridentes y dos focos de luz artificial. Con los tridentes capturaron tres hembras de salmón en el momento en el que estaban tratando de reproducirse, así como un reo y una trucha con el trasmallo.

El departamento autonómico ha recordado que la temporada de pesca regular va desde mediados de marzo (salón y reo desde el 1 de mayo) hasta finales de junio (en los cotos de pesca sin muerte, se prolonga hasta finales de septiembre). Por lo tanto, en el mes de diciembre no se puede pescar, máxime cuando los salmónidos están en plena reproducción.

El hecho lleva consigo que los agentes medioambientales presentaran una denuncia ante el servicio provincial de conservación de la naturaleza que incluye el comiso de las artes de pesca ilegales y de las pieza incautadas.

Los servicios jurídicos de la jefatura territorial iniciarán ahora un expediente sancionador con los pertinentes trámites establecidos en la ley de pesca fluvial, y deberán resolver si la sanción será leve, grave o muy grave.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.