Los ataques de una guerrilla en India provocan medio centenar de muertos, entre ellos 13 niños

  • Los cuatro ataques han sido supuestamente perpetrados por guerrilleros del Frente Nacional Democrático de Bodoland (NDFB).
  • Cientos de personas se han quejado de falta de protección por parte de las autoridades y las fuerzas de seguridad han reprimido las protestas con dureza.
  • España ha manifestado "su más enérgica repulsa y condena" por los ataques que han supuesto el "asesinato indiscriminado de decenas de personas".
Un hombres con un arco y flechas corre junto a una casa en llamas en la localidad de Tenganala, en el distrito de Sonitpur en Assam (India).
Un hombres con un arco y flechas corre junto a una casa en llamas en la localidad de Tenganala, en el distrito de Sonitpur en Assam (India).
STR / EFE

Al menos 51 personas han muerto, entre ellas 13 niños, en al menos cuatro ataques supuestamente perpetrados este pasado martes por guerrilleros del Frente Nacional Democrático de Bodoland (NDFB) en el estado de Assam, en el noreste de India, según un balance de víctimas. Los fallecidos son en su mayoría personas llegadas de otras partes de India para trabajar en las plantaciones de té de Assam.

Los ataques, ocurridos en el plazo de una hora, son los más mortíferos en meses a pesar de que Assam tiene un largo historial de choques sectarios y de reivindicaciones separatistas.

La Policía sospecha que el NDFB, una guerrilla que reclama un territorio soberano para la tribu Bodo, asentada en Assam, está detrás de estas agresiones.

Protestas posteriores

Tras los ataques, cientos de trabajadores de las plantaciones locales armados se han saltado este miércoles el toque de queda que impusieron las autoridades en algunas zonas de India y han rodeado instalaciones de la Policía en el distrito de Sonitpur, el más afectado por la reciente violencia. Se quejaban de falta de protección por parte de las autoridades.

Algunos de los manifestantes han prendido fuego a tiendas y otros han bloqueado calles y vías de tren. Las fuerzas de seguridad, que han denunciado un intento de "asaltar" comisarías, han reprimido con dureza las protestas y han matado al menos a cinco personas.

España condena los hechos

El Gobierno español ha manifestado "su más enérgica repulsa y condena" por los ataques guerrilleros del noreste de India y que han supuesto el "asesinato indiscriminado de decenas de personas", entre ellas niños.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha trasladado sus "más sentidas condolencias" a las familias de las víctimas y la "plena solidaridad" a las autoridades y el pueblo de India, según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

El Gobierno confía en que "los culpables de estos viles ataques sectarios respondan ante la justicia" y, en este sentido, ha recordado el "compromiso" de España "contra cualquier tipo de terrorismo y forma de violencia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento