Decoración con palés
Con maña e ingenio, las posibilidades son muchas. Handimania

En estos tiempos que corren decorar nuestra nueva casa o redecorar la de siempre sin gastar mucho más que una elección es una obligación. Y más vale maña (léase creatividad) que fuerza. Con creatividad e imaginación se puede redecorar una vivienda, muchas veces solo hace falta darle la vuelta a lo que ya tenemos. Aquí van unos cuantos consejos de entre los que sugiere el blog de Fotocasa.

Pintando y repintando
La pintura es el instrumento ideal por su precio económico y su gran protagonismo dentro de cada cuarto. La pintura genera sensaciones, mejorando, dando luz, bajando techos o ampliando el espacios. Así que las posibilidades son infinitas: combinando colores, pintando una pared en exclusiva, creando zócalos, etc.

Controlar la luz
La luz nos ayuda a realizar nuestras tareas diarias dentro del hogar. La iluminación nos permite destacar ciertos elementos en la estancia y las lámparas pueden ser un poderoso complemento decorativo.

Lijando, pintando o reparando podemos dar nueva vida a un viejo muebleEl truco de los espejos
Los espejos amplían el espacio y lo dotan de una mayor luminosidad, al multiplicar la luz con sus reflejos. También suponen un objeto de una gran carga decorativa, llegándose a convertir, en ocasiones, en el centro de atención de una estancia.

Textiles: color y textura
Los textiles dan una sensación acogedora al espacio y además nos permiten decorarlo, dotándolo de color y textura. Pueden ayudarnos a crear estancias más neutras, más amplias o más alegres y, además, son fácilmente sustituibles

La segunda vida de un mueble
Los muebles se estropean o se pasan de moda; pero pueden tener una segunda vida. Lijar, pintar, empapelar o, simplemente, repararlos puede convertirlos en nuevas piezas con personalidad y encanto.

Verde y vivo
Plantas y flores son un gran complemento en cualquier hogar. Dan un aire acogedor y fresco, decoran y personalizan por muy poco dinero.

Objetos que cambian de función
Reutilizar objetos viejos o inservibles para darles una nueva funcionalidad puede ser una tarea fácil y divertida. Con un poco de tiempo e imaginación, podemos dar nueva función a palés, espejos, maletas, cestos o escaleras.