Mayawati Kumari,
La antigua profesora y hoy política Mayawati Kumari, la líder del BSP e icono de los intocables en el norte de la India. WEB
El Partido Bahujan Samaj (BSP), que representa los intereses de los sin casta o "intocables", se alzó con una victoria inesperada en las elecciones del estado de Uttar Pradesh, el más poblado de la India.

El BSP se hizo con la mayoría absoluta al obtener 204 de los 397 escaños asignados por el momento (de un total de 403 escaños de los que se compone la asamblea regional de ese estado).

Su victoria es aún más significativa porque se trata de la primera por mayoría absoluta que se obtiene en ese estado desde 1991.

Las tres elecciones anteriores habían desembocado en corrupción e inestabilidad política, con diputados que saltaban frecuentemente de un partido político a otro.

Pérdidas de los partidos mayoritarios

El Partido del Congreso del primer ministro Manmohan Singh y el opositor Partido Bharatiya Janata (BJP) sufrieron importantes pérdidas electorales.

El Partido del Congreso perdió cuatro escaños, pasando de 25 a 21; el BJP sufrió aún una pérdida mayor, dejándose en el camino casi cuarenta escaños y pasando de 88 a 51, a pesar de que las encuestas le concedían alrededor de 110.

El BJP pasó de 88 a 51 escaños, a pesar de que las encuestas le auguraban 110
El resultado, como informa Reuters, podría ser una señal de que el estado se aparta de una política separatista fundamentada en la pertenencia a una u otra casta para respaldar una coalición electoral de mayor calado.

El BSP, liderado por una antigua profesora reconvertida en política, Mayawati, formó una a priori improbable alianza con los brahmanes, los situados en la cúspide del sistema de castas, en lo que ambos calificaron como una unión de las clases económicamente marginadas.

En Uttar Pradesh, que tiene el tamaño del Reino Unido, viven 170 millones de personas.

Si fuera un estado independiente, sería el sexto país más poblado de la tierra.

El partido del Congreso y el BJP deberán así sacar conclusiones de cara a las otras 10 elecciones estatales que tendrán lugar en 2008.

Un año después, en 2009, será el turno de las elecciones generales.