Montserrat Caballé
Montserrat Caballé, en el Liceo de Barcelona con motivo del medio siglo de su debut en el teatro. Albert Olivé / Efe

Montserrat Caballé, imputada por fraude fiscal, ha pactado con Hacienda saldar su deuda con el fisco por el impago del IRPF de 2010 abonando 250.000 euros de multa y aceptando una pena de seis meses de cárcel, que no cumplirá. Caballé ha confesado el fraude que se le imputa.

Sus representantes legales han negociado con la Fiscalía de Delitos Económicos y con la Agencia Tributaria

Sus representantes legales han negociado con la Fiscalía de Delitos Económicos y con la Agencia Tributaria tanto la petición de pena de prisión como la multa y los intereses a pagar.

El fraude asciende a 500.000 euros, una cantidad que la soprano barcelonesa ha devuelto en dos pagos. Caballé no declaraba los impuestos en España porque "formalmente" figuraba como residente en Andorra. Para el Ministerio Público, la cantante utilizaba su residencia andorrana "a los solos efectos de no tributar en la Hacienda Pública".

Caballé ha aceptado la multa y la pena para evitar sentarse en el banquillo de los acusados. En lugar de un juicio, habrá una vista de conformidad.

Declaración ante el juez en su casa

En abril y en mayo, Caballé devolvió los 508.000 euros que le reclamaba Hacienda, con el objetivo de buscar una reducción de la posible pena que le pudiese imponer por un supuesto fraude fiscal. Lo hizo en dos pagos, el primero de 300.000 y el segundo de 208.000 euros.

La cantante aseguró que en 2010 vivió casi cada día
en Andorra

En su declaración ante el juez a principios de mayo, Caballé negó que en 2010 defraudase a Hacienda tal y como indicaba un juez de Barcelona. La soprano, de 81 años, declaró desde su casa por  motivos de salud.

La cantante aseguró que en 2010 vivió casi cada día en Andorra, no en la capital catalana como asegura la Fiscalía. Y que sólo bajaba a Barcelona para ir al médico o para coger aviones desde el Prat.

Según ella, en 2010 cobró 300.000 euros de unas grabaciones, no dos millones de euros tal y como sostiene el Minsterio Público. Por lo tanto, no podría haber defraudado 500.000 euros en el IRPF.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.