El primer ministro belga, atacado con mayonesa y patatas fritas por sus políticas de austeridad

  • El primer ministro ha tenido que interrumpir su discurso sobre la política económica de su Gobierno ante un círculo de empresarios.
  • El movimiento feminista Lilith ha reivindicado la autoría del ataque: "Les lanzamos a la cara el símbolo de una Bélgica que están desmantelando".
Charles Michel, primer ministro belga.
Charles Michel, primer ministro belga.
GTRES

El primer ministro belga, el liberal Charles Michel, ha sido atacado este lunes con mayonesa y patatas fritas —consideradas el plato nacional de Bélgica— por varias representantes del movimiento feminista Lilith en protesta por la austeridad, cuando el líder liberal se disponía a dar un discurso sobre la política económica de su Gobierno ante el círculo de empresarios de Valonia en la ciudad de Namur.

Las mujeres, vestidas de negro y con un pañuelo también negro que les cubría la parte inferior de la cara, han interrumpido al primer ministro al grito de "¡Michel, vete!" y "Austeridad, fuera!". A continuación han lanzado mayonesa y patatas fritas contra Michel y las personas que se encontraban en la primera fila, lo que ha obligado a interrumpir su discurso. Las mujeres han sido evacuadas por los servicios de seguridad, a los que su actuación ha cogido por sorpresa. El primer ministro se ha cambiado de camisa y ha podido concluir su discurso sin corbata ni chaqueta.

El movimiento Lilith ha reivindicado el ataque en un comunicado publicado por la prensa belga, en el que defienden que "el modelo social se está destruyendo en nombre de una competitividad absurda que deja el bienestar de la población a la puerta de los ministerios". "A los ciudadanos belgas sólo se les dejan las patatas fritas con la salsa austeridad. Es por eso por lo que les lanzamos a la cara el símbolo de una Bélgica que están desmantelando", apunta el texto reivindicativo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento