Juego de Tronos, segunda temporada
La actriz Maisie Williams, caracterizada como Arya Stark. GTRES

La joven Arya Stark sorprenderá a los espectadores en la próxima temporada de la serie Juego de Tronos con un cambio de imagen radical. Arya abandonará su atuendo sucio y malgastado y vestirá un nuevo traje mucho más femenino.  

Así es, la joven Stark vestirá falda y tendrá el pelo recogido, una apariencia muy distinta a la que nos tiene acostumbrados. La actriz que encarna a Arya, Maisie Williams, ha confesado a Entertainment Weekly que su nuevo 'look' en la serie le gusta mucho más que el anterior.

"Me encanta el nuevo 'look' de Arya. Es muy neutral, muy sencillo, pero limpio. Tengo un pelo limpio que se mueve de verdad", recalca en tono de broma la actriz. De este modo, la nueva transformación le ayudará a permanecer bajo el anonimato en la nueva aventura que emprenderá en la quinta temporada de la ficción de HBO.

La diseñadora Michele Clapton, que ha elaborado este nuevo atuendo, quería reflejar con este lavado de cara el cambio de ubicación de Arya. Además, su propósito era también que las nuevas ropas la definiesen como una joven mujer y no una niña disfrazada. "Durante mucho tiempo tuvo que parecerse a un chico, incluso cuando no era necesario", señala la diseñadora.