Obama
Obama en rueda de prensa. EFE

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha considerado un "error" que Sony Pictures haya cancelado el estreno de la película The Interview tras el ciberataque y ha lamentado que un "dictador" pueda "imponer censura" en Estados Unidos.

Sony confirmó el miércoles la cancelación del estreno de la polémica película, previsto para el 25 de diciembre. La cinta, protagonizada por los actores James Franco y Seth Rogen, gira en torno a dos periodistas reclutados por la CIA para asesinar al líder norcoreano. "Ojalá hubiesen hablado conmigo antes", ha dicho Obama al referirse, en rueda de prensa, al ataque sufrido por la división cinematográfica de Sony y a la cancelación del estreno.

Sony responde a Obama

El presidente, la prensa y la gente están equivocados sobre lo que realmente ha ocurrido No tardó en responder a Obama el consejero ejecutivo de Sony Pictures Entertainment, Michael Lynton, al asegurar que no han "reculado" al cancelar el estreno de The Interview tras el ciberataque norcoreano.

"No hemos reculado, no nos hemos dado por vencidos", ha dicho en una entrevista concedida al periodista de la cadena estadounidense CNN Fareed Zakaria.

Lynton ha asegurado que "el presidente, la prensa y la gente están equivocados sobre lo que realmente ha ocurrido", explicando que Sony "siempre ha tenido el deseo de que el público estadounidense viera esta película". "Pero nosotros no somos dueños de las salas de cine estadounidenses, por lo que no podemos determinar si una película se proyecta o no", ha argumentado.

El FBI apunta a Corea del Norte

El FBI ha señalado este viernes a Corea del Norte como presunto responsable de esta acción, que encajaría con los patrones habituales del régimen de Kim Jong-un. "No podemos tener una sociedad en la que un dictador de cualquier lugar puede comenzar a imponer censura en Estados Unidos", ha lamentado Obama, quien ha subrayado la necesidad de no dejarse "intimidar" por las amenazas. No obstante, ha dicho entender las "preocupaciones" de Sony.

Sobre la posible adopción de medidas, Omaba ha afirmado que no es el momento de dar a conocer iniciativas concretas, pero que Estados Unidos "responderá proporcionalmente" al "daño" causado, ya que, de no hacerlo, toda la economía quedaría expuesta.

No hay tercer país

"El hecho de que Corea del Norte viese una amenaza en esta película nos da una idea del tipo de régimen del que estamos hablando", ha apuntado el presidente norteamericano en otro momento de su comparecencia, convocada para hacer balance del último año y responder a preguntas de actualidad.

Obama ha asegurado que no hay pruebas que apunten a la participación de un tercer país, descartando así la posible implicación de China, aliado tradicional de su país vecino. Un diplomático norcoreano citado por la agencia de noticias Reuters ha respondido, tras el comunicado del FBI, que "Corea del Norte no es parte de esto".