The Interview
Una joven estadounidense pasa delante de un cartel de la película 'The Interview'. JUSTIN LANE / EFE

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de EE UU ha afirmado este viernes que tiene "suficiente información" para concluir que Corea del Norte es responsable del ciberataque a Sony Pictures Entertainment

El FBI ha concluido que la estructura del ataque informático contra la división cinematográfica de Sony coincide con el patrón habitual de actividades informáticas criminales de Corea del Norte, como el uso de malware -programas de contenido malicioso- previamente empleados por piratas informáticos norcoreanos.

El FBI cuenta ahora con información suficiente para concluir que el Gobierno norcoreano es el responsable de estos actos"El FBI cuenta ahora con información suficiente para concluir que el Gobierno norcoreano es el responsable de estos actos", según ha hecho saber la agencia federal estadounidense de investigación en un comunicado.

La agencia determina que "ha observado un importante solapamiento entre la infraestructura empleada en este ataque con actividades informáticas previas asociadas a Corea del Norte. El FBI asegura que ha hallado rastros de direcciones IP asociadas con la infraestructura informática norcoreana, incluidas en el software malicioso empleado en este ataque.

"Por otro lado, las herramientas empleadas en el ataque guardan parecido con otro ataque ejecutado el pasado mes de marzo por Corea del Norte contra bancos y medios de comunicación surcoreanos", asegura en un comunicado.

El FBI muestra su preocupación ante este ataque, que quiere destacar por encima de otros de la misma naturaleza al tratarse de "un ataque destructivo y de naturaleza coercitiva", es decir, asociado al chantaje y a la extorsión, destinado a "infligir un daño importante en una compañía estadounidense y a suprimir el derecho de los ciudadanos estadounidenses a expresarse en libertad".

El FBI, concluye la nota, "trabajará junto a múltiples departamentos y agencias para identificar, perseguir e imponer consecuencias sobre individuos, grupos o estados que utilicen la informática para amenazar a Estados Unidos o a sus intereses".

Exigencias de los hackers

La acusación del FBI se produce después de que altos ejecutivos de Sony Pictures Entertainment hayan recibido un correo en el que los hackers han insinuado que los datos de más de 3.800 empleados que robaron a principios de diciembre no serán utilizados si se cumplen sus demandas.

Entre ellas está la eliminación de cualquier tipo de información, imagen o vídeo relacionado con la película que la compañía estaba apunto de estrenar, 'The Interview'. En ella dos estadounidenses se encargan del asesinato del líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un.

La compañía defiende la "libertad de expresión" de los autores de la cinta

"Queremos que la película no sea nunca publicada, estrenada o distribuida en ningún formato", decía la misiva de los hackers que firman como los "guardianes de la paz".

Por su parte la compañía defiende la "libertad de expresión" de los autores de la cinta y se muestran en "total desacuerdo" con los términos que los hackers les imponen.

"Todavía tenemos vuestros datos" afirman los piratas informáticos, "no la usaremos a menos que nos causéis más problemas".

La Casa Blanca ha valorado el ciberataque a Sony  es "un grave asunto de seguridad nacional", aunque eludió confirmar si Corea del Norte está detrás y sostuvo que la investigación sobre la autoría todavía está en marcha. El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, indicó que el ataque fue iniciado por un "actor sofisticado" y que la investigación al respecto "progresa".

Estreno suspendido

El grupo de piratas informáticos norcoreanos presuntamente responsable del robo de miles de documentos secretos de la división cinematográfica de Sony ha emitido un nuevo mensaje en el que aplaude la decisión de la compañía de cancelar el estreno de la polémica 'The Interview' y se compromete a garantizar la seguridad del contenido robado siempre y cuando no "nos causen más problemas".  

El último mensaje, recibido el jueves por la noche, ordenaba la retirada de estreno, tráilers y promoción de 'The Interview'. Sony ha aceptado todas las demandas y ha cancelado el estreno inicial del film, en lo que los piratas han calificado como una "sabia decisión". "Ahora queremos que jamás estrenéis la película. No queremos ni que se distribuya ni se filtre de manera alguna, ya sea por ejemplo como DVD o pirateada", hacen saber.

"Queremos, además, que todo lo relacionado con la película, entre ello sus tráilers, sean eliminados", según los piratas, que recuerdan a la compañía que todavía tienen en su poder "datos privados y de naturaleza sensible". "Nos comprometemos a garantizar la seguridad de los mismos a menos que nos deis más problemas", de acuerdo con el mensaje, que parece ser igual de legítimo que los anteriores, al haber sido enviado a los mismos ejecutivos en un formato similar.

Corea del Norte niega su implicación

Corea del Norte ha negado cualquier vinculación con el ciberataque sufrido por la compañía estadounidense Sony Pictures, a pesar de que el FBI ha concluido que la estructura de esta agresión coincide con el patrón habitual de actividades informáticas criminales del régimen asiático.  

"Corea del Norte no es parte de esto", ha dicho un diplomático norcoreano consultado por la agencia Reuters y que no ha querido realizar más valoraciones al respecto.