El Ayuntamiento aprueba de manera definitiva las ordenanzas fiscales con los votos en contra de la oposición

Nieto confía en que la bajada de impuestos "no sea una excepción, sino la regla" en la que se pueda mover el Ayuntamiento
Bancada de gobierno local, José María Bellido, Rafael Navas y José Antonio Nieto
Bancada de gobierno local, José María Bellido, Rafael Navas y José Antonio Nieto
EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado este viernes de manera definitiva con los votos a favor del PP y en contra de la oposición —UCOR, IU y PSOE— el proyecto de ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio 2015, que recoge una bajada media de las tasas e impuestos que pagan los cordobeses del 0,22%.

Al respecto, el alcalde, José Antonio Nieto, ha destacado que las ordenanzas fiscales para 2015 "suponían cumplir el compromiso del gobierno municipal de presentar el primer expediente de la democracia en Córdoba con una bajada de impuestos", algo que "no es fácil en los tiempos que corren", apunta.

De este modo, resalta que "ha sido posible gracias a la gestión de los últimos años con el esfuerzo de los cordobeses y los funcionarios para optimizar los recursos y que se consiga que se puedan cubrir el conjunto de los servicios y trasladarle a los ciudadanos la misma calidad con un coste inferior".

Así, comenta que "los impuestos son el coste económico que se necesita para prestar los servicios públicos", de manera que "si se gestionan mal, tiene que subir, y si se gestionan bien, se pueden bajar", algo que "ha ocurrido este año" y espera que "no sea una excepción, sino la regla en la que se pueda mover el Ayuntamiento, que ya no destaca por ser un ayuntamiento con una presión fiscal elevada", para lo cual alude a los datos del Ministerio de Hacienda, donde Córdoba "se coloca en la parte inferior de la tabla en cuanto a presión fiscal".

Ante ello, Nieto defiende que "en una época de dificultades los ciudadanos tienen que contribuir con menos esfuerzo al mantenimiento de los servicios públicos", al tiempo que "se transmite un mensaje positivo al exterior para que empresas que quieran desarrollar actividad puedan fijarse en Córdoba como ciudad que presiona mucho menos que otras en la fiscalidad a pagar".

No en vano, valora que "la llegada de empresas se intenta que sea un revulsivo en la generación de empleo en la ciudad", como ejemplo de ello señala que el año pasado se redujo "un 95% la fiscalidad a empresas que crearan un número de empleos determinados", razón por la que "ha habido un incremento importante de inversiones en el último año".

En definitiva, el alcalde ha declarado que "el estímulo fiscal es positivo y necesario para los ciudadanos", puesto que "acaba siendo útil para el conjunto de la ciudad", ha remarcado.

Las alegaciones

Mientras, el concejal de Hacienda, José María Bellido, ha explicado que "la inmensa mayoría" de las alegaciones presentadas a las ordenanzas "se inadmiten porque no formaban parte del expediente" los tipos a los que hacían mención, si bien detalló que se acepta una alegación "sobre el tipo recargado que se aplicaba a determinados solares", de modo que en este caso "redunda en una bajada de impuestos por una obligación legal".

Al hilo de ello, el concejal del PSOE Emilio Aumente ha lamentado que dicha aceptación es "un arreglo a los grandes propietarios y un favor al bajar el IBI", mientras que el portavoz de IU, Francisco Tejada, ha dicho que "son el 10% de los solares propiedad de grandes promociones", de modo que "se beneficia a los grandes propietarios".

Frente a dichas posturas, el edil de Hacienda ha subrayado que "en ningún ayuntamiento de las capitales andaluzas se mantiene este tipo recargado, excepto en Córdoba".

Entretanto, Bellido destaca que la inmensa mayoría de las figuras tributarias no se tocan, sino que "se congelan y se quedan igual que el año pasado", al tiempo que "hay un buen número de impuestos que reflejan una bajada de acuerdo al compromiso de bajar impuestos de este equipo de gobierno".

Las bajadas

En concreto, se vuelve a bajar en un 1,5% el impuesto de vehículos de tracción mecánica, que acumula ya una bajada del 3% en dos ejercicios; se baja la licencia de obras y el impuesto de construcciones, instalaciones y obras en un 2%, respectivamente cada uno, y se rebaja la licencia de actividades en un 3%.

Igualmente, Bellido indica que "se mantienen todas las bonificaciones que se incluyeron como novedad en 2014 para la creación de empleo en la ciudad, tanto las referidas a las empresas que contraten 40 o más trabajadores, como aquellas dirigidas a pymes, con tramos de contratación a partir de tres personas".

Esto hace que "Córdoba haya pasado en el ranking tributario de ser de las ciudades que tenían los impuestos más altos, sobre todo en el impuesto de vehículos y construcciones, instalaciones y obras, que estaba en lo más alto del ranking de todas la ciudades españolas".

Asimismo, ha recordado que la presión fiscal que sufren los cordobeses en comparación al resto de ciudades de más de 100.000 habitantes es inferior a la media nacional, ya que, según los datos del Ministerio de Hacienda sobre la liquidación de los presupuestos municipales de 2013, en Córdoba se pagaron 388 euros de media en impuestos por habitante frente a la media nacional de 501 euros, es decir, 113 euros menos.

Por otra parte, se presentaban dos expedientes "importantes" como son los que "certifican los acuerdos necesarios para salir del plan de ajuste municipal", tras "cumplir en dos años" y que "supondrá un ahorro en intereses de préstamos de más de tres millones de euros en los próximos diez años", destacó el edil.

En definitiva, Bellido subrayó que "hay un bagaje de gestión" que asegura que seguirá en el futuro y que "pasa por pagar menos impuestos, reducir la deuda de los habitantes y que el dinero se gestione bien y se dedique a financiar servicios públicos de calidad", que, a su juicio, "es lo que al final cuando comparan a Córdoba con el resto de ciudades se ve en la política, más allá de los eslóganes y propagandas de algunas fuerzas políticas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento