Lo habían arrestado 32 veces antes. Tremendo susto se debieron llevar los vecinos del cruce de la avenida Tres Forques con Ramón de Castro cuando se dieron cuenta de que un vehículo conducido por un chaval circulaba marcha atrás y por encima de la acera.

Ocurrió el miércoles por la noche durante la persecución de un menor de 16 años y origen marroquí que, emulando al Vaquilla, se dio a la fuga cuando la Policía Local lo descubrió al volante de un coche robado junto con cuatro amigos.

En su huida, frustrada, se estamparon contra un árbol y los cuatro acompañantes aprovecharon para salir corriendo. Sin embargo, el conductor fue detenido por los agentes. Vive en un piso tutelado y lo han arrestado 32 veces más.