Camión antidisturbios
Camión de la Policía Nacional. UIP

La Policía ya cuenta con el camión que lanza agua para el "control de masas". Este vehículo, cuya compra se conoció en diciembre de 2013, permitirá el control de manifestaciones más violentas.

El pasado 25 de julio se adjudicó el concurso de la compra, que finalmente se produce por un coste de 348.480 euros. Según ese contrato, el camión se tenía que entregar antes del 20 de diciembre.

Entonces, la dirección de la Policía justificaba su compra para "proteger el libre ejercicio de derechos y libertades, y garantizar la seguridad ciudadana". La Policía cree que el vehículo es el "ideal para acometer el control de masas debido a la actual dinámica social".

Su capacidad es de 7.000 litros de agua y un depósito de 60 litros de colorante, como solicitó este cuerpo de seguridad.