El PSOE ha acusado al presidente valenciano, Francisco Camps, y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, de haber usado sus cargos públicos para realizar un acto de campaña y presentó un escrito ante la Junta Electoral Central para denunciar el acto de presentación de la Fórmula Uno en la ciudad.

El patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, acompañado de Camps y Barberá, anunció que firmará el contrato para disputar en un circuito urbano de Valencia siete grandes premios del mundial de automovilismo si el actual presidente de la Generalitat vuelve a ganar en las elecciones del 27 de mayo.

El PSOE, según explica en un comunicado, ha pedido a la Junta Electoral que ordene a Camps y a Barberá que se abstengan de participar en eventos de ese tipo en periodo electoral y que se abra un expediente sancionador a Ecclestone por infracción electoral.

El texto de la denuncia

Vulnera de manera flagrante la normativa electoral

En su denuncia, el PSOE advierte de que el acto celebrado hoy en Valencia "vulnera de manera flagrante la normativa electoral", pues Camps y Barberá, "prevaliéndose de los cargos públicos que ostentan", asisten a la presentación de un futuro contrato, aún no firmado, y que se supedita a la victoria electoral.

"Es evidente que su único fin es influir en la intención de voto de los electores", aseguran los socialistas, quien consideran además que las declaraciones de Ecclestone son "un chantaje inadmisible a una Administración Pública".

A través del mismo comunicado, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, exigió una rectificación "inmediata" al líder del PP, Mariano Rajoy, quien dijo hoy que "el dueño de la Fórmula Uno hace los convenios que le parecen bien y pone las condiciones que le parecen bien, en eso no voy a entrar, lo único que digo es que eso es muy positivo para Valencia y España".

Críticas de la cúpula del PSOE

Rajoy se ha convertido en cómplice de un chantaje inadmisible a todos los valencianos

A su juicio, con estas palabras Rajoy "se ha convertido en cómplice de un chantaje inadmisible a todos los valencianos y, por extensión, a todos los españoles que desearíamos ver un segundo gran premio de F1 en nuestro país".

Blanco criticó también con dureza a Camps, quien, dijo, "ha hecho lo peor que puede hacer un gobernante: reconocer ante todos los valencianos que sólo le preocupa el bienestar y el desarrollo de su Comunidad y de quienes viven en ella si él continúa en la poltrona"

Encuesta

¿Te parece bien un GP de Fórmula 1 en Valencia en un circuito urbano?

57,18 % (2305 votos)
No
42,82 % (1726 votos)