Los bloggers son una expecie aparte. Poco después de la hora fijada por la organización como comienzo de la fiesta (las 19 horas), en los alrededores de la sala donde se entregan los premios 20Blogs se llenaban de cámaras de fotos, ordenadores portátiles y camisetas con el logo de las bitácoras que compiten este año por ser los mejores de la blogosfera.

"¡No todos los días estamos en Hollywood!", señalan algunos de los participantes, en referencia a la alfombra roja que 20 minutos ha dispuesto a la entrada.

El rojo también se puede ver en las camisetas de las azafatas, muy ceñidas, que están generando los comentarios de varios de los asistentes. La estética del local es más bien de colores fríos, con varias y proyecciones. Sólo falta la buena música para que la fiesta 20Blogs se convierta en un pub.

"Estoy nervioso, no me gustan los concursos de belleza", dice alguno de los participantes.

Aunque algunos afirmen estar inquietos por el resultado de la gala, la mayoría se lo toma con buen humor. Mucha ironía, mucho intercambio de enlaces (con los blogs que escribe cada uno) y mucho humor para pasarlo bien.

"¡Vamos a instalar el Firefox!", señala alguno de los participantes, refiriéndose a los ordenadores puestos a su disposición. Las costumbres son las costumbres.

Algunos traen consigo un despliegue informático considerable. Cámaras de fotos con grandes objetivos, ordenadores portátiles, grabadoras...

Cuando acabe la fiesta llegará la hora de contarlo en sus blogs.