El Ministerio de Finanzas ruso empieza a vender sus remanentes de divisas para respaldar el rublo

Dos transeúntes hablan ante un panel que muestra el cambio de divisas en Moscú.
Dos transeúntes hablan ante un panel que muestra el cambio de divisas en Moscú.
Maxim Shipenkov / EFE

El Ministerio de Finanza de Rusia ha anunciado este miércoles que comenzará a vender sus remanentes de divisas para respaldar la moneda nacional. El rublo, que según el ministerio está "extremadamente infravalorado", llegó a perder este martes el 24 y 28% ante el dólar y el euro, respectivamente.

Nada más anunciarse la medida, el rublo comenzó a recuperar posiciones en el mercado de divisas moscovita, después de un martes negro. En un primer momento volvió a caer frente al dólar y el euro. La moneda estadounidense subía 4,42 rublos, hasta los 71,92 por dólar, mientras la europea lo hacía 5,85 rublos, hasta los 91 por euro. Poco después sin embargo el rublo empezó a fortalecerse y el dólar descendió hasta los 67,5 rublos y el euro, hasta los 85.

La Bolsa de Moscú abrió sin variaciones en su índice de referencia RTS, que se mantuvo en los 629,15 puntos, después de caer un 12,41% en la jornada anterior, arrastrado por el desplome de la moneda. A media mañana, no obstante, el RTS subía más del 9%, hasta los 687,9 puntos.

En lo que va de mes, el índice RTS, en el que las acciones se valoran en dólares, ha perdido el 34,35%, mientras que desde principios de año la caída es ya del 55%.

Mientras, este miércoles se supo que el Banco Central de Rusia gastó cerca de 2.000 millones de dólares el pasado lunes para tratar de estabilizar la moneda nacional, según se desprende de los datos difundidos en la página web del regulador.

"Incertidumbre"

Ante la crisis que vive el país, varias distribuidoras rusas han paralizado las ventas de automóviles, según informa el periódico Kommersant.

"Las ventas fueron suspendidas debido a que no está claro a qué tipo de cambio se deben indexar los precios", apunta el rotativo, citando a una fuente anónima de una de las distribuidoras.

En un salón de ventas de la empresa Major Auto, según señala uno de sus empleados a Kommersant, después de que el rublo cayera a 99 unidades por euro, sólo se entregaban vehículos a los clientes que habían pagado con anterioridad su importe total.

"Los productores y las distribuidoras no han llegado a consensuar sus posturas acerca de la indexación de los precios", agrega.

El presidente de la asociación Distribuidoras rusas de automóviles, Vladímir Mozhenkov, confirma que muchas compañías han suspendido la venta de coches hasta que se estabilice la situación en el mercado cambiario.

Mozhenkov indica que "debido a la incertidumbre", productores como Jaguar Land Rover, BMW y Nissan han cesado la entrega de coches a las distribuidoras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento